Entradas populares

Follow by Email

domingo, 7 de abril de 2013

#EFICACIA POLÍTICA, VALORES Y DESARROLLO DEL SISTEMA DE LIDERAZGO (III)

LOS CAMBIOS DE LO IMPORTANTE DESDE ABAJO



Me enteré de la elección del nuevo Papa en Lima. Estaba comiendo con María Ángeles y Teresa, mi mujer y mi hija, cuando empezaron a sonar todas las campanas de las Iglesias de la ciudad - que parecen ser muchas. Teresa dijo, debe ser por el papa.

Varios días después, en una emisora de radio y en una entrevista a un jesuíta, que creo recordar había sido o era director de la Radio Vaticana, le preguntaron si esperaba que el nuevo Papa hiciera algunas declaraciones que anunciaran cambios importantes en la Iglesia Católica. La respuesta fue sencilla y contundente: "Desde la cúspide de una organización tan grande no se deben emprender cambios demasiado profundos. Los cambios de lo importante deben venir desde abajo". 

Comentando esta anécdota con un empresario progresista añadió: "Pero es necesario que las cúspides no impidan los cambios que vienen desde abajo.". Todo esto me evoca la propuesta de metamorfosis de Edgar Morin ("La oruga y las mariposas"), como alternativa de la revolución, más eficiente.

 Unos días antes del viaje a Perú recibí un mensaje de Rafael Jiménez Asensio, invitándome a leer un artículo que había insertado recientemente en su blog "¿Impotencia política para reformar las instituciones?". Hice alguna mención del mismo en las redes; pero lo reservé para una lectura más detallada, junto con otro anterior, "La dirección publica que nunca se profesionalizará", tercero de una serie titulada "Hacia dónde va el empleo público". No da este espacio para una glosa detallada, aunque si para recomendar vivamente su lectura. Me siento muy identificado con las críticas que en estos artículos se expresan sobre el estado de nuestras instituciones públicas, la "ocupación" institucional realizada por políticos que no quieren aprender a ejercer su especifica función política, el riesgo de confusión entre la capacidad de dirigir y la capacidad técnica de los altos funcionarios, y, en general, los factores que trazan un panorama más bien sombrío para el futuro de nuestras instituciones públicas.

Y me sugieren, al hilo del comentario "los cambios de lo importante deben venir desde abajo", que los intentos de mejorar nuestras instituciones desde arriba, con leyes generales anunciadas como la gran solución, han producido pocos y muchas veces no buenos resultados. La nueva ley local que pretende sacar adelante el gobierno, me recuerda aquella ley 57/2003 con pretensiones de modernizar los gobiernos locales  
a la que dediqué uno de mis cuadernos de trabajo para cargos públicos. Jiménez Asensio creo que señala algo de esto cuando al final de su artículo dice: "No se requieren sólo cambios institucionales formales, esto es relativamente fácil, tampoco las soluciones estriban en sesudas propuestas de reformas constitucionales
(que tanto se airean en estos tiempos, o de las diferentes leyes (al fin y a la postre reformas de papel), sino principalmente cambios reales y efectivos en los modos de hacer la política y en las conductas o valores morales que deben inspirar tan digna y necesaria función..."

A lo largo de estos 30 años de gobiernos locales democráticos, creo haber conocido y tenido la oportunidad de tratar con algunos buenos ejemplos (no muchos) de instituciones locales bien gobernadas (por sus políticos) y bien dirigidas (por directores profesionales, de diversa procedencia, incluidos habilitados nacionales). Y creo que existen más de los que yo conozco. Precisamente, hace unos días tuve conocimiento de un puesto de gerente municipal en una ciudad valenciana de unos 40.000 habitantes, ocupado por un funcionario que había sido Interventor de Fondos, como resultado de un proceso relativamente largo de acomodación y acuerdos entre  el gobierno y los funcionarios superiores, y de estos entre sí. Nada de esto ha necesitado de cambiar las leyes.

La clave de las reforma eficaz de las instituciones está en el desarrollo de un sistema de liderazgo, basado en una coalición entre los políticos y los técnicos con vocación directiva, que favorezca que aprendan juntos a responder a las exigencias que las situaciones antiguas y nuevas van planteando.

Y junto a ello,una mejora de la coalición de los gobiernos con sus partidos respectivos y entre los partidos que forman gobiernos de coalición, formando sistemas de liderazgo eficaces.

La eficacia de un sistema político depende mucho de su capacidad de aprovechar sus buenas experiencias de la realidad (abajo), y no de intentar inventar desde arriba.  




La Jornada cuya 2ª edición se celebrará al final de la semana que viene, pretende ofrecer un marco para que los políticos, en gobierno y en la oposición, adquieran su autogobierno personal y la capacidad de aprender juntos con otros políticos y directivos, como punto de partida para reformar las instituciones desde abajo.

En este mismo blog está como entrada el programa de la Jornada PRACTICAS EFICACES PARA LA GOBERNANZA (gobierno/oposición)LOCAL, en los días 12 (de 16,30/20,30) y 13 (de 9,30/13,30)
en Valencia.

"La Modernización del Gobierno Local. Más acá y más allá de la Ley 57/2.003)" es el Nº 9 de la colección Cuadernos de Trabajo para Cargos Públicos y sus Asesores. Un resumen de su contenido y la forma de obtención se encuentra en www.marcoslekuona.net, publicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario