Entradas populares

Follow by Email

viernes, 23 de agosto de 2013

DOS HITOS PARA L PLANIFICACION A MEDIO PLAZO EN UN PARTIDO





Hay dos hitos, que pueden necesitar un horizonte mayor que las campañas electorales y pueden condicionar de modo muy importante las posiciones políticas de un partido, debilitándolas: 
  • la composición del partido y su penetración en la estructura social de la ciudad 
  • y la sucesión del alcalde y, en su caso, de otros cargos públicos.

De la conveniente evolución de la composición de los miembros en función de sus intereses, ya se ha hablado más arriba. En todo caso, este es un empeño que necesita un medio plazo para conseguir una composición satisfactoria y que puede afrontarse al mismo tiempo que el referente a la penetración en la estructura social de la ciudad.

 En ciudades que van segmentando y diferenciando su estructura social, algunos ciudadanos pueden encontrar difícil identificarse con los candidatos de algunas listas, por lo que éstas parten con un prejuicio negativo hacia ellas. Por eso, se va haciendo cada vez más aconsejable aprobar unas listas de candidatos en función de su capacidad de atraer votos de segmentos concretos de electores. Para lo cual se hace necesario contar con candidatos posibles pertenecientes a esos segmentos. En todos los partidos  suele haber prejuicios hacia la incorporación de personas de ciertas características sociales. Sin entrar en una discusión de fondo sobre esta actitud, se podría proponer hacer un trabajo con los votantes con que se cuenta en esos segmentos/barrios y hacer con ellos un proyecto para desarrollar la implantación social del partido y como consecuencia de contar con candidatos que atraigan esos nuevos votos.




La sucesión conflictiva de un alcalde veterano ya ha dado al traste con más de una alcaldía. Y lo mismo podemos decir de las incidencias negativas de sucesiones de cargos orgánicos

 Con frecuencia, nos encontramos con restos de caudillismo carismático que ha impedido que crezca la hierba a su alrededor. En una situación de normalización democrática, sería más razonable que un nuevo Alcalde establezca un plazo máximo de permanencia en el cargo, y desde ese momento piense en el proyecto de su sucesión.

El proyecto de sucesión debería estar abierto como una actividad permanente de la gobernanza local (gobierno+ ejecutiva). En este proyecto debería haber dos ejes de actuación:

  • La designación de entre 3 y 5 personas que se están preparando teórica y prácticamente para poder ser alcaldes en un futuro, no necesariamente muy lejano.
  • La previsión de una salida que no haga traumático que un alcalde pueda dejar de serlo, en el momento conveniente, después de un número de legislaturas, en el contexto de una política general de apoyo al reciclaje de cargos públicos.

Nada de esto es facíl. T%ambien e grabde el riesgo de no hacer nada al respecto. Y de no hacerlo a tiempo, porque una operación de relevo no puede improvisarse a corto plazo. Requiere acuerdos y medidas que sólo pueden ejecutarse bien con  tiempo.
-------------------------------------------------------------------------------------
Estos temas se trataran en las ediciones sucesivas de la Jornada "Nuevas pràcticas de gobernanza eficaz"". Leer + sobre el programa en este mismo blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario