Entradas populares

Follow by Email

viernes, 28 de octubre de 2016

DEBEN LOS POLITICOS SABER LEER Y CONTROLAR EL PRESUPUESTO?







Los presupuestos públicos nacen hace varios siglos como un instrumento para limitar el poder absoluto de los monarcas, en su momento, y ahora podemos decir que sirve para limitar la arbitrariedad de los ejecutivos. Por ello, tienen un rango normativo importante: leyes de los parlamentos en los estados y decisiones de los plenos de los ayuntamientos.

A lo largo del siglo XX, sobre todo desde el segundo tercio del mismo, movimientos de reforma presupuestaria en las democracias occidentales han pretendido que, además, sirvieran para controlar y fomentar  la eficacia y la eficiencia de los gobiernos y sus administraciones.

En este sentido, la Government Finance Officers Association (USA) considera que un presupuesto debe cumplir con estas cuatro funciones simultáneamente:  
  • ·       El presupuesto como un documento político
  • ·       El presupuesto como un plan financiero
  • ·       El presupuesto como una guía de operaciones.
  • ·        El presupuesto como un instrumento de comunicación.


De este modo, se han tomado iniciativas para mejorar las prácticas presupuestarias de las instituciones públicas, a fin de que los procesos y documentos presupuestarios sirvan para:

  •  Definir las políticas.
  •  Asegurar su ejecución
  • ·Fomentar la eficiencia
  • · Apoyar la comunicación interna y externa


Este desarrollo pretende  contribuir a instaurar unas pautas de gobierno/dirección públicos orientados por los valores de la modernización política:

  • ü  TRANSPARENCIA, COMUNICACIÓN.
  • ü  CONTROL Y MEJORA DE LA EFICACIA Y EFICIENCIA
  • ü  NEGOCIACION, PARTICIPACION.



Aunque estos valores están ampliamente proclamados en la legislación de nuestro país, la realidad dista mucho de una incorporación franca de los mismos a los comportamientos de una mayoría de los gobernantes y de los directores públicos.

La experiencia de los efectos negativos de Esto, debería impulsar a los políticos locales a dotarse con el presupuesto de la herramienta clave que utilizar en una gobernanza eficaz. Efectivamente:
*     Sirve, en la medida que sea consecuencia de una norma pactada,  a limitar las arbitrariedades y a apoyar los acuerdos y coaliciones.
*     Explicita una política y contribuye a su comunicación
*     Apoya el control de la administración, programando y evaluando sus operaciones.

Por eso cabe contestar a la pregunta del título con un sí rotundo. Y aun más, proponer que los políticos, superen el estrecho marco de control y fiscalización de los presupuestos más normales actualmente, utilizando la estructura funcional de un modo analítico, y evaluando/programando las actividades identificables (200/400). Haciendo todo ello, siguiendo una norma pactada de eficacia y eficiencia que regule las prácticas de elaboración, aprobación, modificación, liquidación y su análisis.

Las iniciativas para ello deben tener en cuenta el marco jurídico, pero también, simultáneamente, las dimensiones técnica y política del presupuesto.




A este fin va dirigido el curso intensivo que con el título “Leer y controlar el presupuesto local”, ha organizado la Mancomunidad Intermunicipal L’Horta Sud 
en su sede de Torrent, para los días 15/16 y 29/30 de noviembre.

Leer + en este mismo blog, la entrada PARA AVANZAR EN LA GOBERNANZA LOCAL A TRAVÉS DE LA MEJORA DE LAS PRÁCTICAS PRESUPUESTARIAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario