Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 6 de diciembre de 2017

ENRAIZANDO EL ACTIVISMO/LIDERAZGO POLÍTICO


PREPARACIÖN Y ARRANQUE DE LA CAMPAÑA DE 2.019 (3)

AGENDA Y PLAN POLITICO PARA LOS AÑOS
2.017, 2.018 Y 2.019 (III)





Conseguir un número de personas comprometidas íntimamente en lograr que sean favorables a un partido/ candidatura la mayoría de votantes que se considera necesaria, en un número alrededor del 2% del número de esos votantes, representa la mejor garantía de conseguir esos resultados; y, al mismo tiempo, va completando  el círculo virtuoso de la acumulación y reparto del poder, que la dirección ha ido abriendo al orientar la organización a los resultados.

El activista mantiene una comunicación personal en las dos direcciones con los votantes de un modo permanente, procurando prestarles algún servicio político. Esta comunicación contribuye a:

  • *    Crear un lenguaje que contenga los valores de los votantes, superando así el lenguaje técnico-burocrático o solamente ideológico. Esto se va llevando a cabo, en la medida que se van obteniendo anécdotas e historias de los votantes acerca de lo que ven como positivo/negativo para ellos, en las actuaciones de las instituciones  y de los partidos. Y contar con este lenguaje, asegura la eficacia de la comunicación política.
  • *    Aprender a “escuchar humildemente” antes de decir, asegurando que se conocen y se dan sentido a los motivos de los votantes, más allá de las manifestaciones superficiales.
  • *    “Apalabrar el voto”, coaligándose con los líderes de opinión de los votantes en acciones conjuntas que vayan creando la voluntad de “crecer juntos”.

 0-0-0-0-0

¿Por qué utilizamos el verbo enraizar? El activismo, se ha practicado y se practica siempre, pero demasiadas veces de un modo poco consciente, intermitente y poco reconocido. Lo que se propone es que se vaya reconociendo, dirigiendo y entrenando como una tarea principal de todos los miembros de la organización política, sea cual sea su posición jerárquica y funcional. Y así, ir sentando las bases de una campaña permanente, como clave de eficacia de esta y sucesivas campañas electorales.

0-0-0-0-0

Antecedentes de intentar embarcarse en estas prácticas, serán necesariamente:

ü La voluntad de los líderes de dirigir conscientemente, debatiendo y acordando con los actores, ¿dónde estamos y a dónde nos lleva esto? ¿dónde queremos estar en 2.019? ¿cómo llegaremos allí en estos escasos 18 meses?
ü Y como consecuencia ir adoptando prácticas de orientación a los resultados, analizando la situación y las tendencias, y estableciendo hipótesis de resultados en 2.019, para cada unidad territorial, desde la sección electoral al municipio y autonomía. Y compartir estos datos con los actores, tanto a nivel global, como a nivel de la unidad territorial menor en la que viven.

   En  este marco, va a ser crucial la decisión de los líderes de asumir la tarea de activista en el éxito del enraizamiento y, por consiguiente, iniciar su aprendizaje de la misma, si no cuenta con experiencia previa. En este sentido, cuanto antes pueda, debería hacerse cargo de la tarea en la sección electoral donde esté censado, contando con la  colaboración de dos o tres actuales o futuros activistas, que asumirán la responsabilidad de futuros resultados.



El ciclo de las prácticas a aprender pasa por,

  • ·        hacerse cargo de la situación, tendencia y metas de su sección electoral;
  • ·        identificar los lugares donde los votantes se reúnen y hablan de política, asistiendo y escuchando en los mismos;
  • ·        identificar a los votantes actuales y a los abstencionistas que podrían ser favorables;
  • ·        lllevar a cabo encuentros con pequeños grupos de estos votantes, en orden a ir constituyendo comunidades de votantes, y detectando en ellas preocupaciones y líderes de opinión.
  • ·        acompañar a estos votantes y líderes de opinión, no con intentos de “venta”, sino prestándoles servicios políticos que contribuyan a que formen y manifiesten su voluntad política.





A medida que los líderes vayan adquiriendo la práctica de este activismo, deberán ir entrenando en esa misma práctica a posibles activistas; y poniéndose de acuerdo con otros buenos prácticos hasta llegar al número que requiere conseguir el número de activistas necesarios para las metas propuestas.

A este respecto, hay que considerar la conveniencia de que tanto líderes como buenos prácticos se entrenen, a su vez, en la práctica de entrenar a otros.



Junto al entrenamiento individual de cada activista, jugarán un papel importante en el enraizamiento del activismo que el trabajo colectivo se mantenga orientado a los resultados y a la evaluación de buenas/malas prácticas, en encuentros de dirección, asambleas, grupos de trabajo y reuniones de ejecutivas. A su vez, tanto entrenamientos como trabajo colectivo orientado a resultados, alimenta el círculo virtuoso de acumular/repartir poder de la organización.




-------------------------------------------

Leer + en otras entradas de este mismo blog.
Tomar una visión general en la jornada UNA VISIÓN SINTÉTICA DE UNA AGENDA Y PLAN POLÍTICOS PARA NO EMPEORAR/MEJORAR LOS RESULTADOS DE 2.019

No hay comentarios:

Publicar un comentario