Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 13 de abril de 2011

¿Qué son los
SISTEMAS DE GOBIERNO/DIRECCIÓN?

Son ayudas para conjugar los 5 verbos de la acción pública organizativa: coaligarse, campear, modelizar, gobernar y dirigir



  • La acción organizativa no es una acción individual sino colectiva. Por ello, la capacidad de COALIGARSE representa el factor fundamental del éxito en el ejercicio del gobierno y la dirección de todo tipo de organizaciones. El valor de una coalición se puede apreciar por el número y la capacidad de coaligar a otros de las personas coaligadas, lo que permite estimar el grado de dominio que la coalición puede lograr sobre la organización; y también, por la estabilidad/madurez de la coalición, que, a su vez, suele venir marcada por el cuidado con que la coalición se haya gestado y la dedicación de tiempo y recursos a gestionarla, mediando sus conflictos.

  • Todas las organizaciones dependen de grupos y personas en su entorno que legitiman a sus coaliciones rectoras en algún tipo de elección/decisión periódica. Hoy no se considera prudente comprobar si estos grupos y personas están dispuestos a mantener su legitimación sólo en los momentos de llevar a cabo la elección periódica. Es más oportuno CAMPEAR al mismo tiempo que se gobierna, entendiendo que se debe gobernar y hacer campaña como dos partes componentes de una misma acción. Las decisiones de gobierno deben tomarse teniendo en cuenta las actitudes y posibles respuestas de los legitimadores y una actividad de inteligencia debe dar cuenta de necesidades emergentes. La campaña permanente se convierte en requisito del buen gobierno.

  • A poco que una organización sobrepase un tamaño bastante pequeño y en cuanto se refiera a un entorno de un cierto tamaño, dispersión y complejidad, los que pretenden conducirla no pueden interaccionar solos directamente con todo ello. Para lograr que otros, los que forman la organización, lleven acabo esta interacción con el entorno, entre ellos mismos y con los que pretenden conducir, de un modo satisfactorio, se configura como una herramienta imprescindible el resultado de MODELIZAR el entorno, la organización y los procesos que tienen lugar en y entre todo ello. El arte de simplificar, a través de modelos, la representación de la realidad sin perder la fidelidad en las variables clave, va a condicionar la calidad de las informaciones, las comunicaciones, el conocimiento y la comprensión de la vida organizativa.

  • Entender las demandas de los entornos diferenciables significativos, priorizar el uso de los recursos para responder a ellas con políticas apropiadas, asegurar el funcionamiento de una administración capaz de ejecutar las políticas adoptadas y prestar los servicios correspondientes, mantener la legitimación y las coaliciones institucionales necesarias para todo ello: todo esto puede considerar la consecuencia de un arte de GOBERNAR. Este arte se puede ejercer en una combinación de cuatro modos: el mando, la negociación, la animación y el desarrollo conjunto. El ejercicio de gobernar no debe confundirse con la dirección de la producción de los servicios, a riesgo de no llevar a cabo bien ninguno de los dos ejercicios. Incluso en organizaciones no muy pequeñas, se hace conveniente que personas distintas sean responsables de cada uno de los dos ejercicios.

  • Prestar los servicios en que se concretan las políticas con calidad y eficiencia, desarrollar los recursos humanos, contribuir con el domino de la realidad operativa a la definición de las políticas, mantener una organización capaz de aprender para generar mayor valor público: forman el ejerció de DIRIGIR las organizaciones. Los directores profesionales autónomos no solo deben conseguir producir los servicios requeridos, sino también adquirir la capacidad estratégica de comprender la política y los entornos legitimadores para estar en condiciones proponer y diseñar nuevas respuestas creadoras de mayor valor público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario