Entradas populares

Follow by Email

domingo, 31 de julio de 2011

AFIANZANDO LA SOSTENIBILIDAD/DESARROLLO DE LOS RESULTADOS POLÍTICOS

En un sistema democrático, los resultados políticos - los que dan a los grupos políticos la influencia y el poder - pueden expresarse en tres dimensiones. Los votos, los fondos y las horas de trabajo voluntario, cuantifican en buen parte su capital social partidario.
La experiencia nos viene demostrando que el factor que marca más la diferencia entre el éxito y la derrota es la práctica de una dirección política consciente frente a una dirección política "espontaneista". Los políticos que ejercen este tipo de dirección actúan movidos por criterios/intereses personales, sin importarles la reacción de sus votantes/donantes voluntarios, como si pensaran que sus posiciones de poder político no pueden cambiar, hagan lo que hagan.
Los políticos que ejercen una dirección consciente entienden que su tarea consiste en llevar a cabo una política que mejore los resultados políticos. Y para ello, evalúa no sólo a posteriori sino también de antemano , cuál es y puede ser el impacto de su prácticas políticas en sus votantes actuales y potenciales.
Las buenas prácticas políticas que forman la dirección política consciente pueden analizarse formando tres conjuntos que se entrelazan´:
  • Prácticas que producen el conocimiento y la comprensión de los comportamientos políticos de los votantes, abstencionistas, líderes de opinion, donantes, voluntarios que defienden las posiciones del partido o prestan su tiempo a sus tareas, militantes, cuadros, cargos publicos, asesores, directores públicos y técnicos de la administración; la interacción entre ellos, y la incidencia de todo ello en los resultados políticos.
  • Prácticas que convierten la comunicaciñon política prioritariamente en una comunicación en dos sentidos con los votantes actuales y potenciales. La comunicación unidireccional tiene su papel como apoyo, difusión y acompañamiento de la comunicación en dos sentidos.
  • Prácticas que tienden a complementar las estructuras jerárquico-burocráticas de los partidos y gobiernos con redes sociales partidarias autocontroladas, que generan una política de abajo arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario