Entradas populares

Follow by Email

sábado, 28 de junio de 2014

EL ÚLTIMO AÑO DE MANDATO (II)







La preparación de la campaña electoral


El riesgo de “hacer, inconscientemente  lo de siempre”, solo porque se ha hecho siempre, aconseja que toda campaña se inaugure, con el tiempo suficiente, por una etapa de preparación.   


Salvo en el caso mencionado de estar llevando una campaña permanente, una buena preparación de campaña requiere unos tres meses de trabajo. Como resultado de la preparación, la dirección contará con:

·        Una buena comprensión colectiva de la “partida que se juega”-adversarios, recursos, información. Que vamos a entender por ganar/perder.
·        La determinación de la estrategia de la campaña: priorización de blancos, disponibilidad/desarrollo de recursos- en conexión con el proyecto inicial de arranque, temas/mensajes, medios de contacto con lo votantes.
·        Un Plan de Actuaciones, ordenados por etapas y barrios, y un Plan de Obtención de Fondos para financiar la campaña, en lo posible desde los votantes.
·        La dirección y organización de las actuaciones de la campaña, por barrios, con influencia ejecutiva de los equipos de barrios comprometidos en proyectos de resultados  y el apoyo a los mismos por parte de las secretarías funcionales y sectoriales.





El Proyecto Inicial de Arranque


Hemos llamado así al conjunto de actuaciones que responden a la necesidad de cambiar la manera de practicar la política si la evaluación ha determinado que será necesario para mejorar/no empeorar lo resultados de 2015.

Este proyecto puede ordenarse en forma de dos ejes principales que en ciertos momentos se interseccionan.

·        El eje de la generación de valor público que va a intentar mejorar la percepción de los votantes actuales y potenciales acerca de cómo las políticas, iniciativas, proyectos y realizaciones contribuyen o pueden contribuir (en el caso de estar en la oposición) a la mejora de su calidad de vida, tal y como la conciben los propios votantes.
o       La manera más contundente de generar valor público consiste en poner en marcha un proceso de elaborar/comunicar la política de abajo arriba, integrando en este proceso en cuanto sea posible la influencia de los votantes, sus líderes y los activistas. Aun puede haber tiempo ahora de corregir errores en actuaciones en marcha, por no haber hecho esto antes.
o       En todo caso, hay tres  cosas que un partido político tiene que ofrecer siempre si quiere mantener la actitud favorable de sus votantes
o       Escuchar hasta comprender bien, ayudando a que su interlocutor se comprenda bien y comprenda la dimensión social de sus demandas. No se trata de  responder a “cartas a los reyes magos” individuales, sino de liderar procesos en los que votantes lleguen a acuerdos sobre necesidades colectivas priorizadas, en las que encuentren una mejora de su calidad de vida, no sólo material, aunque también.
o       Empoderar su influencia en las cosas que pasan: primero en las decisiones del partido y después en lo que hacen las instituciones, a través de la manifestación de sus necesidades colectivas priorizadas, y la presión de la acción directa colectiva para que sean tenidas en cuenta y atendidas.
o       Ejemplificar en sus prácticas los valores que predica, aceptando las críticas en debates colectivos, como una contribución a la necesaria evaluación que los todos los líderes del partido, empezando por los líderes de sección electoral y barrio, tienen que llevar a cabo periódicamente, en la línea de una dirección política consciente – diálogos de valores/prácticas.
o       Las prestaciones son dominio del gobierno. Habrá, naturalmente, que diseñar cómo se puede trabajar eficazmente con esta alma dual – partido/gobierno, de modo que una parte no perjudica a la otra, sino más bien a medio plazo la potencie. El partido no debe “pagar el pato” nunca más de conquistar el gobierno.




·        El eje de mejorar la dimensión, dirección y movilización de la red partidaria

o       Conseguir los compromisos de voto y ayuda de los votantes actuales y potenciales que la dirección ha venido considerando  hasta ahora, requiere el trabajo de contacto/conversaciones de un número de voluntarios – militantes, simpatizantes, capaces de mantener una comunicación continuada en dos sentidos con ellos. Como veremos una campaña puede dar lugar, al menos a cuatro contactos. De este modo, se puede asegurar, los compromisos de los que efectivamente jugarán a nuestro favor, como, por otra parte, conocer de antemano los que probablemente no lo harán.
o       La red que habría que acabar montando necesita unas dimensiones aproximadas de un 10% de los votantes favorables a conseguir, que deberían ser líderes de opinión de los mismos. Estos líderes sociales deberían ser animados por un número de activistas – militantes y cuadros –que sería bueno alcanzaran la cifra de un 2% del número de votantes, lo que es lo mismo 1 por cada 5 líderes de opinión. Si cada miembro de esta red dedica el orden de 4 horas semanales al trabajo de la campaña, seguramente la red estará en condiciones de lograr los compromisos de los votantes; pero antes hay que lograr el  compromiso de la red en dedicar esos esfuerzos.
o       Se trata de una cuestión primero de motivación y de aprendizaje de buenas prácticas. Pueden ayudar a motivar a la red: recuperar antiguos militantes, incorporar al trabajo de la red a cargos públicos, reconvertir las ”misas” en reuniones de debate y decisión política, recoger historias de los militantes para diagnosticar la situación; celebrar encuentros de dirección; aprender a conversar en lugar de predicar.
o       La organización de proyectos de resultados políticos por barrios. El trabajo de los activistas se organiza más eficazmente si se hace por proyectos con resultados políticos por barrios, subdivididos a su vez por equipos de sección electoral.



En el centro de las fuerzas que podrán llevar adelante este proyecto, se encuentra que la dirección y los activistas aprendan a coaligarse, entendiendo bien que ese verbo es el más importante para poder ejercer la política eficazmente.
-----------------------------------------------------

Este texto es el segundo de tres que resumen el contenido del seminario "El Último Año de Mandato. Clave para Mejorar/No empeorar Resultados en 2.015", que se ha celebrado en Barcelona y Valencia, y en varias agrupaciones territoriales. Se va a celebrar en Madrid, los días 11 y 12 de julio. Pueden verse el programa y las condiciones de participación en los eventos de Facebook.

Leer + en este mismo blog y en los libros de referencia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario