Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 10 de febrero de 2016

INTRODUCCIÓN A LA PRACTICA POLÍTICA PARA ACTIVISTAS/ LIDERES POLÍTICOS X

LAS REGLAS DE LA DEMOCRACIA







La democracia ha sido llamada un sistema de gobierno por discusión.

El proceso empieza con expresiones generales de preocupación y termina en decisiones concretas. [NOTA MÍA: esto sería de arriba abajo; pero otro itinerario sería empezar por decisiones concretas a la vista de cada barrio y después armonizar estas decisiones en situaciones multibarrio]. La variable independiente y soberana del proceso entero es el proceso global de la discusión

Este es un modelo idealizado de la toma de decisiones democrática. Pasa por alto el juego del poder y la influencia, la desigual distribución del conocimiento,  el bajo nivel de participación activa  los ciudadanos y muchos otros factores que figuran prominentemente en las teorías modernas de la política publica. Pero enfatiza algo que estas teorías han descuidado- el extraordinario potencial de la persuasión y la centralidad de las discusión en dos sentidos para la democracia. [NOTA MIA: El autoritarismo burocrático tiende a sustituir la discusión en dos sentidos por el impulso y control unilateral desde arriba)







La argumentación es el proceso clave a través del cual los ciudadanos y los que hacen la política llegan al juicio moral y a las elecciones de política. La discusión pública moviliza el conocimiento, la experiencia y el interés de mucha gente, al mismo tiempo que centra su atención en una gama limitada de cuestiones. Cada participante es estimulado a ajustar su visión de la realidad , e incluso a cambiar sus valores, como un resultado del proceso de persuasión recíproca. De este modo,la discusión puede producir resultados que están más allá de las capacidades de los métodos autoritarios o tecnocráticos de hacer política.

La institucionalización de la discusión  

Sin embargo, este extraordinario potencial solo puede hacerse real con la ayuda de reglas y procedimientos apropiados. Una discusión no regulada fácilmente acaba en una disputa sin final e incluso en violencia. Un cuerpo deliberativo no organizado está abierto a varias formas de disrupción, como el filibusterismo.

Para evitar o reducir estos peligros, la deliberación pública ha sido institucionalizada cuidadosamente en todas las democracia modernas. El propósito general de estos procedimientos es asegurar que se oyen las muchas opiniones sin comprometer la necesidad de llegar a una conclusión. Su importancia es tal que la historia del  gobierno democrático es, en un sentido real, la historia de los varios procedimientos inventados para institucionalizar y regular las deliberaciones públicas.



-----------------------

Tomado del capítulo 1 del libro "Evidence, Argument and Persuasion in the Policy Process" (1989), de G. Majone, editado por Yale University Press, New Haven y London.

----------------------------------------


Nuestra política, por falta de suficientes reglas y procedimientos pactados, adolece de exceso de arbitrariedad en sus actores, que es fuente de ineficacia, de mal uso de recursos y abre la puerta a la corrupción. Los políticos y los funcionarios superiores deberían aprender de aplicar inteligentemente el derecho y a normalizar las decisiones institucionales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario