Entradas populares

Follow by Email

viernes, 2 de junio de 2017

GUIA DE DIRECCION POLÍTICA PARA LOS MILITANTES ACTIVOS DE UN PARTIDO (II)


Este texto, como el de la entrada precedente ha sido extraído y fue escrito para el manual de organización de un partido politicos .  .




BORRADOR DE TAREAS DE MILITANTES Y CUADROS



                                                                            

LOS MILITANTES: TAREAS, ENCUADRAMIENTO, MOTIVACIÓN



Esta tarea tiene que estar asumida competentemente y de un modo continuado por un número de voluntarios (militantes/simpatizantes) que puede cifrarse en, al menos un 2% de los votos que se pretenden obtener.

Estos militantes deberían ser personas que vivan, comprendan y se integren en la sociedad que forman los votantes actuales y potenciales de su partido en sus respectivas comunidades locales.

Se suele decir que lo que más motiva a personas que hacen un trabajo como voluntarios es tener claramente establecida su tarea y recibir entrenamiento para hacerla eficazmente. Esto se puede aplicar directamente a los militantes de un partido y a cualquier voluntario del mismo.

Las tareas de las bases de un partido que pueden ser eficaces para el logro de los objetivos de votos, fondos, voluntarios se encuentran entre las siguientes:

  • Participar en equipos que llevan a cabo el análisis de resultados electorales y el  trabajo de campo para investigar los comportamientos políticos de los votantes, en cuanto a sus motivos de voto/no voto, sus procesos de decisiones políticas, las percepciones y actitudes relacionadas con ellas y sus hábitos de información política.
  • Identificar a los votantes actuales y potenciales, y a sus líderes de opinión.
  • Acompañarlos en sus decisiones políticas en la ruta hacia el voto, prestándoles los servicios políticos que requieran.
  • Formar parte de grupos de proyectos para el diseño y puesta a punto de servicios políticos, según las decisiones que se tomen al respecto partiendo de las demandas de los votantes.
  • Contribuir a la obtención de fondos y al reclutamiento de voluntarios, siguiendo indicaciones de los planes respectivos.
  • Conseguir el compromiso firme de voto de los votantes actuales y potenciales, con la ayuda de los respectivos líderes de opinión.
  • Conseguir que el Día D no deje de acudir a las urnas el 8/10% de electores favorables que, por una diversidad de razones, pueden no sentirse obligados a hacerlo.
  • Participar en grupos de proyecto para el diseño y puesta en práctica de los comportamientos políticos que forman el producto político y la elaboración de planes y campañas.

En síntesis, hablamos de

  • Tareas de comunicación en dos sentidos con los votantes actuales y potenciales y sus líderes de opinión.
  • Tareas de diseño y puesta a punto de servicios, producto político, planes y campañas.

Los militantes tendrán capacidades e inclinaciones más acentuadas con respecto a cada uno de estos dos tipos de tarea. Pero no es aconsejable aceptar una adscripción demasiado especializada de los mismos.

Un militante que lleve a cabo tareas de diseño no debe dejar de participar en tareas de comunicación en dos sentidos, en un entorno que le sea próximo. Y en el otro sentido, el militante que asume la responsabilidad de la comunicación en dos sentidos es mejor que también participe y aporte su experiencia, al menos en el diseño de servicios que ha de prestar, soportes que utilizará o comportamientos políticos en los que deberá tener alguna parte.

La formación será el instrumento para producir esta “polivalencia” política.

Los militantes reciben sus tareas y en entrenamiento adecuado para realizarlas eficazmente a través de su encuadramiento en dos tipos de unidades organizativas.

Los votos están registrados en las correspondientes secciones electorales; igualmente, los votantes, posibles donantes y posibles voluntarios. Así que la unidad organizativa más próxima a los objetivos políticos es el grupo de sección electoral, con el nombre que se le quiera dar. Cada militante, incluidos los ejecutivos, concejales, diputados, consejeros, asesores, forman parte naturalmente de un grupo de sección electoral, que deberá tener fijados unos objetivos de votos, y de fondos y voluntarios, según los planes respectivos. En el interior de cada grupo puede organizarse el trabajo siguiendo a grupos específicos de votantes, o por la prestación de distintos servicios políticos.

El otro tipo de unidad organizativa es el grupo de proyecto. Pueden organizarse grupos de proyecto para el diseño y puesta a punto de distintos servicios políticos. Así un militante puede participar en grupo de:

  • Constitución y mantenimiento de la página Web, y actuar como “corresponsal” o animador de corresponsales para el periódico digital, o para animar foros o chats, o escribir artículos de opinión, o llevar a cabo la revisión de la historia de la ciudad.
  • Organizar y llevar a cabo programas de actos de difusión de la cultura nacionalista de izquierdas.
  • Defensa de intereses de grupos de votantes, a través de su movilización y manifestación.
  • Organizar reuniones periódicas para tratar la actualidad política.
  • Tener a punto argumentarios sobre la política local del partido y las actuaciones de los representantes del partido en otras instituciones.

Especial importancia tienen los grupos de proyecto estratégico que tienen que ver con la elaboración de políticas cuando las soluciones a problemas contienen un grado alto de incertidumbres y/o conflictos.

En los grupos de proyecto hay que organizar su funcionamiento, en cuanto al trabajo interno entre los participantes del partido y sus asesores; y el trabajo de identificación y priorización de necesidades, y de negociación y búsqueda de consensos sobre alternativas, llevado a cabo con el concurso de líderes de opinión de los votantes actuales y potenciales.

La motivación de estos voluntarios, dependerá sobre todo de que la política del partido se establezca más de abajo/arriba que hasta ahora. En los medios profesionales del marketing y la organización política se habla de mejorar la democracia interna de los partidos. En el péndulo burocratismo/ asamblearismo se apunta la organización racional democrática como tipo ideal de organización política. Sin perjuicio de estudiar este tipo más adelante, aquí podemos señalar que este tipo requiere, al menos: fijar objetivos y clarificar tareas, asegurar el entrenamiento de los militantes tanto en la tarea de identificación/ acompañamiento de los votantes actuales y potenciales, como en la elaboración de políticas y en el ejercicio de la dirección política de las instituciones públicas que sea capaz de esta coalición con un partido “empoderado”.

Estas prácticas también aseguran que se atraen al partido personas que les interesan precisamente llevarlas a cabo y no personas no interesadas que son imposibles de motivar para trabajar.





LOS CUADROS



Al cuidado de los voluntarios (militantes y simpatizantes) será necesario un conjunto de cuadros medios (locales, territoriales).

Sus funciones serán;

·        asegurar la interacción en dos sentidos militantes/votantes, entrenando para ello a los militantes, ejecutivos y concejales,
·        apoyar la constitución de grupos de sección electoral priorizados en el encuadramiento de militantes y los niveles de coordinación por barrios en los municipios del tamaño correspondiente,
·        mantener y desarrollar el número de voluntarios, según la regla del 2%, interesados por clarificar sus valores, tratar problemas colectivos con los interesados y liderar proyectos cívicos, de modo que no haya que depender demasiado de personas “buscadoras de cargo” ni que no tienen interés en la acción política,
·        empoderar a estos para la realización de sus tareas,
·        prestar atención especial a los líderes de opinión de los votantes actuales y potenciales,
·        seguir los procesos de segmentación y diferenciación de la estructura social de los municipios, para orientar el reclutamiento de nuevos militantes y la selección de candidatos,
·        ayudar a los alcaldes y ejecutivos locales en el diseño y  conducción de procesos de sucesión, 
·        tomar y apoyar iniciativas de elaborar políticas locales y comarcales, organizando grupos de proyectos estratégicos y ligando con los iniciados en otros niveles del partido o de las instituciones. 

Los cuadros deberían tener como tarea primordial, pues, evitar que las organizaciones locales del partido sea un conjunto de personas que no saben qué hacer, o en la que sólo algunos se inventan su tarea, según sus ocurrencias personales. Consisten definir la tarea de lasa bases,

  • concretando objetivos en el tiempo, a partir de los análisis de resultados y previsiones, los trabajos de campo y las investigaciones ad-hoc;
  • eligiendo y definiendo trabajos a realizar para alcanzar los objetivos, recogiendo las buenas prácticas conocidas y proporcionando oportunidades de mejora, a través de la puesta en común de experiencias y el entrenamiento en nuevas prácticas;
  • aportando controles sobre resultados obtenidos y acciones ejecutadas, incorporados a programas y campañas, para tener elementos de juicio para buscar mejores maneras de alcanzar los objetivos, o para modificarlos sobre la marcha.

Estos cuadros necesitarán contar con apoyos técnicos en materia de  análisis de resultados electorales, de identificación y priorización de necesidades, de entrenamiento de militantes, de diseño y conducción del trabajo por proyectos y de elaboración y evaluación de políticas.
 ------------------------------------------------------------------------
Leer + en este mismo blog y en la documentación de los cursos talleres NOPERDER/GANAR VOTANTES. EL ARTE DEL ACTIVISTA/LIDER POLÍTICO, CONVERSANDO PARA COALIGARSE Y DIRECCION POLÍTICA CONSCIENTEPARA EMPODERAR REDES PARTIDARIAS.




No hay comentarios:

Publicar un comentario