Entradas populares

Follow by Email

jueves, 20 de julio de 2017

ESTRATEGIA POLITICA Y MILITANTES (1))


LA COALICION PARTIDO/ GRUPO INSTITUCIONAL





Esta nota propone explorar un método avanzado en el empoderamiento de los militantes, simultaneamente con la organización del partido y la gobernanza institucional, para no perder y ganar votantes.
Esta exploración parte de considerar los tres siguientes síntomas negativos:

Hacer política

Muchas personas que se afiliaron a un partido creyendo que “harian política” han quedado desanimadas, y aun desafectadas, cuando todo lo que pueden hacer es tareas meramente instrumentales, o formar parte de las batallas por la cucaña del poder burocratico interno.

Las políticas que se llevan cabo o se proponen se deciden con muy escasa participación suya.


Desequilibrios y conflictos entre ejecutivas y grupos institucionales/gobiernos.


Una variante de la problemática de la desmotivación/ desafección del militante que quiere militar en la política pero no encuentra como, se puede observar en las colaborativas relaciones entre las ejecutivas de los partidos y sus respectivos grupos institucionales. Con demasiada frecuencia, estos grupos tienden a monopolizar el protagonismo y aun la mera acción políticos, relegando el papel de sus ejecutivas. En este marco de no buena relación se encuentran variedad de situaciones, de esfuerzos por dominar a la otra parte, que, en definitiva resultan en no voluntad de “crecer juntos”, coaligarse, con las consecuencias negativas que, para la sostenibilidad de los resultados políticos, suele acarrear a un plazo mas o menos corto o medio.

Las cuestiones problematicas en la gobernanza

A medida que un gobierno va tomando decisiones y poniéndolas en practica, es corriente que se encuentre con decisiones donde la presencia de incertidumbres y conflictos es tal, como para introducir dudas sobre cual es el curso de acción mas aconsejable.

si el gobierno está muy acostumbrado a decidir y actuar como si nunca existieran incertidumbres y/o conflictos, o a zanjarlos unilateralmente o a esperar que se resuelvan fundamentalmente con criterios técnicos, es muy posible que esas dudas surjan a posteriori, siempre que resultados muestran, con frecuencia, que lo obtenido no era lo que se pretendía, y, desde otra perspectiva, ponen de manifiesto que la decisión tomada o la acción que se ha pretendido llevar adelante cuenta con la indiferencia o desaprobación de suficiente número de ciudadanos como para contribuir más a la disminución y hasta pérdida de su mayoría, que a lo contrario.


Dada la frecuencia con que estas situaciones problemáticas, es normal que, se presentan en la vida política y la igualmente frecuencia normal con  que los políticos, influidos por prácticas administrativas y técnicas, intentan orillarlas como si no existieran, parece oportuno dedicar un tiempo a identificar y comprender estas situaciones y a plantear cómo incorporar en el funcionamiento de los gobiernos unos procesos de elección estratégica que garanticen la oportunidad de la decisión y su efectiva puesta en práctica.

Estas situaciones problemáticas surgen como circunstancias normales cuando se pretende establecer objetivos políticos, teniendo en cuenta las posiciones de grupos con intereses distintos, cuando la evaluación de los servicios que se prestan muestra problemas no resueltos a pesar de lo pretendido o protestas públicas de los ciudadanos. En otras ocasiones, son la consecuencia de que el gobierno se sienta obligado a incluir en su agenda política, cuestiones poco delimitadas que contienen un grado mayor o menor de incertidumbres/ conflictos acerca de la naturaleza de los problemas a resolver, las metas a establecer y los medios técnicos y organizativos para resolver los problemas. El sentimiento de obligación puede venir motivado por promesas incorporadas al programa electoral, propuestas sobre estados futuros de la ciudad definidos con poca precisión en foros o seminarios ciudadanos, apreciación de amenazas/oportunidades en la elaboración de un plan estratégico, intentos de evitar pérdidas electorales en un segmento de voto móvil.

Las incertidumbres y los conflictos pueden encontrarse, pues, tanto en las metas a alcanzar como en los medios técnicos y organizativos para alcanzarlas. Pueden referirse a cuestiones de tipo operativo (")Se alcanzará esta meta con este medio? )Cuál será el medio más adecuado?"), como de preferencias y de estrategias de actuación de los actores relevantes en cada situación (segmentos de electores, organizaciones interesadas, cargos electos, técnicos y sindicatos de la administración).




El tratamiento eficaz de las situaciones problemáticas requiere la incorporación a los sistemas de gobierno local de unos procesos de elección estratégica que trabajen sobre y despejen las incertidumbres/conflictos apreciados en ellas. Sin tales procesos, las decisiones carecen de la seguridad de no estar generando situaciones de desgobierno, que minan la situación política y organizativa del gobierno local: decisiones que no se ejecutan o se ejecutan de modo distinto al programado, resultados indeseados o que producen un impacto contraproducente en los ciudadanos, estímulo a las luchas de poder sin reglas de juego.

Vistos con suficiente perspectiva, estos tres síntomas son otras tantas manifestaciones de una misma situación problemática general del régimen democrático en nuestro país: la predominancia en la toma de decisiones de los procedimientos legales y burocraticos por un infradesarrollo de las reglas y sistemas propias del orden político o estratégico.
Vamos a ver en próximas entradas como el desarrollo de una lógica política como diferente de la lógica administrativa y la puesta en practica de lo que hemos venido en llamar sistemas de gobierno – determinación analítica de la base presupuestaria, presupuestos y programas anuales y a 4 años, planes y proyectos estratégicos – pueden contribuir a diluir los tres tipos de insatisfacciones,  y a la tarea primordial de noperder y ganar votantes
Y trataremos con especial atención la metodología de la dirección por proyectos estratégicos que liga y armoniza los papeles de los militantes, los lideres de opinión, las ejecutivas y los cargos públicos, sus asesores y los técnicos de la institución
_________________________ 




No hay comentarios:

Publicar un comentario