Entradas populares

Follow by Email

sábado, 16 de septiembre de 2017

CARTA A UN SECRETARIO GENERAL SOBRE ORGANIZACIÓN DE SU AGRUPACIÓN

En 1.981 colaboré  en un ayuntamiento de algo más de 100.000 habitantes de la periferia de Madrid en su organización administrativa que incluía la creación de la primera oficina de atención al público. Mis interlocutores principales eran al alcalde y el concejal delegado de régimen interior, que era, a la vez, el secretario general de la agrupación del partido del gobierno.

En algún momento, este político me invitó a participar en una reunión con varios miembros destacados del partido local. La siguiente carta al secretario general es consecuencia de esta reunión.

------------

Querido amigo:
Después de la reunión en que participé el otro día en vuestra agrupación, me ha parecido útil recoger en esta nota as reflexiones que he hecho sobre lo que allí se discutió acerca de los problemas organizativos de una agrupación local de un partido. 

En esa reunión creo que he visto muy bien representados por los comportamientos de algunos asistentes algunos errores organizativos de bulto sobre los que he entiendo que hay que reflexionar en la búsqueda de soluciones.

a) La estructura del comité

La estructura por secretarías funcionales es adecuada en el que caso de que se supiera lo que hay que hacer en cada una de ellas y se contara con personas entrenadas para llevarlo adelante. Este tipo de estructura se inventó para el mundo empresarial a principios del siglo XX y se basaba en estos supuestos: los titulares de los puestos funcionales recibían desde arriba (la dirección general) instrucciones bastante precisas sobre lo que tenían que lograr y los titulares solían tener experiencia en el ejercicio de las tareas que implicaba su función.

Pero este no es el caso de una agrupación en estos momentos.Cuando la estructura sw las secretarías se implantó en los estatutos anteriores a la Guerra Civil seguramente la gente de entonces tenía ideas más concretas sobre lo que había que hacer por la experiencia acumulada que había y el ritmo más lento de las cosas entonces.

Ahora no se sabe bien qué tiene que hacer un militante y los militantes tienen muy poca formación, a excepción de unos pocos. Por eso una estructura directiva basada en la división funcional de lo que hay que hacer, no funciona ( y no está funcionando bien a ningún nivel del partido.

b) Las Asambleas

Cada vez que se hace algun acto, se reúne a todos los militantes/afiliados indiscriminadamente. Luego se produce con gran frecuencia el siguiente fenómeno

** para tratar un tema que afecte a todos,siempre se deriva o a grandes temas políticos  o a la critica de los órganos de dirección del partido, empezando por el propio comité local. La mayor parte de la gente tiene muy poca idea de lo que se trata e incluso les interesa poco. Pero las minorías que están interesadas por el poder, aprovechan el público para su juegos de ataque  sus oponentes y para intentar robustecer el grupo de sus partidarios.

* Como no existen programas de actuación sobre los que objetivar las discrepancias, éstas se centran en ataques personales, como mucho vstidos por diferencias ideológicas muy genéricas. La mayoría de los militantes/afiliados se van aburriendo y apartando.

* Hay un exceso de reuniones generales y una falta de reuniones de trabajo, donde en función de los intereses y situación de los militantes se programe acción política, y se reflexione sobre ella una vez realizada y se vaya aprendiendo para diseñarla y llevarla a cabo mejor.

Me parece que se debería explorar corregir estos errores organizativos buscando experimentar por las siguientes vías

1) Una estructura en matriz

Cuando se trata de "inventar" una tarea que no se conoce, es necesario colocar a las personas en pequeños grupos sobre realidades concretas que ellos conozcan o puedan conocer bien, sea porque se encuentran dentro de ellas o porque sus intereses personales les empujan a conocerlas.

Estas realidades se encuentran en el ámbito local.Todos los militantes viven en una unidad territorial más pequeña que el municipio; sea un barrio, un distrito, una urbanización, en la que pueden existir problemas o intereses comunes y contradictorios.

Además por su edad,condición profesional o preocupaciones particulares puede estar interesado, aportar experiencias o realizar acción en algún sector social específico.

Todo ello configura una estructura en matriz  de modo que algunas personas  pueden encuadrarse en un barrio y un sector la mismo tiempo; pero será difícil que no entren en una, al menos, de las dos figuras.

Esta estructura en matriz - que actualmente se emplea precisamente en organizaciones en que la tarea de investigación o búsqueda de nueva tarea es grande - debe ser la base de una estructura organizativa que gobierne lo que hay que hacer para "inventar y desarrollar la tarea de acción política de la agrupación.

Como tú decías bien, las secretarías funcionales deben reducirse al mínimo indispensable 
y la estructura directiva debe basarse en los barrios y los sectores.

2) El desarrollo de la accción colectiva

Dentro de este esquema habrla de ser capaces de desarrollar, dentro de cada unidad territorial y los sectores que se considere que existen, una acción colectiva basada en:

** diagnosticar los problemas existentes en términos de grupos o instituciones en conflicto;

** aprender a difundir y defender la acción política que lleva adelante el ayuntamiento;

** a cambio, ser oídos también por los responsables políticos del ayuntamiento, y que estos acepten las críticas y derecho a discutir las alternativas propuestas;

** aprender a introducirse e influir en las asociaciones sociales que existan;

** aprender a ayudar a que la gente se una en nuevas asociaciones, en la medida de lo necesario

Para ello se deberían llevar a cabo los trabajos de estudio, formación, animación y propaganda que sean necesarios.

El punto clave para que esto sea posible es poder contar con militantes capaces de asegurar el liderazgo en los pequeños grupos de militantes que se agrupen en unidades territoriales y sectores. Estos responsables deberán tener claro su objetivo de que es necesario hacer que todo militante tenga alguna tarea y tipo de compromiso concreto en ese pequeño grupo. Para ello, habrá que darle la formación y apoyo necesarios.

Ha de exigirse de los militantes algún tipo de acción colectiva y descalificar  así a los que solo critican sin trabajar.

Para ello, pienso que tendrías que asegurarte el concurso de una docena de personas para poner al frente de unidades territoriales y sectores. Por lo que ví el otro día, gentes como W, X, Y y Z tienen ideas interesantes sobre cómo llevar esto adelante.

Por la conversación del otro día, ya vi que estás pensando algo de esto. He querido recoger así una reflexiones por si te pueden servir para pensar en "cómo" hacerlo.

----------------------------------------------------------

Alguna cuestiones como éstas hemos tratado en algunas entradas y tendremos oportunidad de tratar sucesivas dentro del Plan Político 2.017/2.019







No hay comentarios:

Publicar un comentario