Entradas populares

Follow by Email

martes, 18 de octubre de 2011

EL CANDIDATO Y LA CANDIDATURA

"Contrasta la variedad de intereses, aspiraciones y estilos de vida de los votantes de un partido mayoritario, con el esfuerzo de enfatizar al Candidato como un líder heroico o hiperlider. Y, al mismo tiempo, la falta de atención a los demás miembros de las candidaturas. Es lógico que, para ser suficientemente convincente a la variedad de sus votantes se llegue a la conclusión de que el candidato tiene que ser un hiperlíder. Para ayudarle también puede verse como conveniente enfatizar la grave crisis que se está dilucidando en la elección.
Pero una buena parte de los votantes sensatos ni creen que los líderes son - ni deben ser heróicos - no si se creen que van a evitar o sacarnos de la crisis. Cada vez están más acostumbrados a experimentar cómo los problemas - y sobre todo los grandes - se dominan por comunidades de personas que comparten valores y comprometen esfuerzos.
¿Cuántos votos pueden ganar - o dejar de perder - líderes de opinión de los votantes actuales y potenciales, militantes movilizados con ascendiente en su entorno, o simples votantes convencidos que defienden las posiciones de una candidatura?
¿Cuántos votos pueden ganar - o dejar de perder - líderes locales con buenas mayorías a su favor, si se deciden, de verdad, a poner su prestigio e influencia en la candidatura de su partido en otras instancias?¿O cargos públicos competentes y con capacidad para influir en sus entornos
,que reconozcan que la tarea política no es solo gestionar?"

Fragmento del capítulo 2 de COMO GANAR (Y PERDER) VOTANTES. Puede descargarse libremente un PDF en www.fcampalans.cat/publicacions .

No hay comentarios:

Publicar un comentario