Entradas populares

Follow by Email

sábado, 29 de octubre de 2011

LOS CAMBIOS GLOBALES Y LOSCAMBIOS EN LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS

"Las condiciones de la gran mudanza"
Del sino que espere al capitalismo durante los próximos decenios dependerá el nuestro. Es la espina dorsal de nuestro mundo.Todo ello, a su vez, se fundamenta en la coevolución de unas grandes tendencias hoy entrelazadas entre sí. Descuellan varias de ellas, sin las cuales toda predicción de futuro tendría que abrazarse al más sombrío de los augurios. Son las siguientes: la instauración de la economía solidaria; el predominio de la cultura laica; la hegemonía carismática de la razón; la permanencia de la innovación científica y la consolidación de la libertad como condición de la humanidad.
El capitalismo surgió como una teoría de la libertad. El futuro del capitalismo volverá a depender de que sea compatible con un incremento de la libertad de la ciudadanía en el marco de una tendencia a la igualdad de condiciones de partida que permitan a los ciudadanos anhelarla y sobre todo cultivarla como parte esencial del vivir propio de nuestra humana dignidad.
Metamorfosis capitalistas
La lógica del capitalismo entraña su perenne transformación. Diríase que nunca deja de ser fiel a si mismo, de ser lo mismo, de mudarse ,sin embargo en lo aparentemente contrario. He ahí el secreto de su pervivencia, de su resistencia. Mientras esperamos la hecatombe anunciada, o mejor dicho, la esperan quienes la esperan, los demás contemplaremos la continuación, cuya envergadura aconseja hablar más de metamorfosis que del fin absoluto del universo económico que ese progreso ha creado"
(Estos textos son de Salvador Giner en diversas partes de su obra "El futuro del capitalismo" publicada por Ediciones Península, Barcelona, 2.010.)
Elogio de la metamorfosis
Con este título y, en un artículo publicado en el diario EL PAIS el 17/01/2.010, el sociólogo y filosofo francés Edgar Morin reivindicaba la metamorfosis frente a la revolución como el instrumento que hoy necesita la humanidad - y el sistema capitalista - para salir del atolladero en que se encuentra metida.
"Cuando un sistema es incapaz de resolver sus problemas vitales por sí mismo, se degrada, se desintegra, a no ser que esté en condiciones de originar un metasistema capaz de hacerlo, y, entonces se metamorfosea. El sistema Tierra es incapaz de organizarse para tratar sus problemasvitales: el peligro nuclear, agravado por la diseminación y, tal vez, privatización del arma atómica, la degradación de la biosfera, una economía mundial carente de verdadera regulación, el retorno de las hambrunas, los conflictos étnico-político-religiosos que tienden a degenerar en guerras de civilización... La ampliación y aceleración de todos estos procesos pueden considerarse el desencadenante de un formidable feed-back negativo, capaz de desintegrar irremediablemente un sistema.
Lo probable es la desintregración. Lo improbable,aunque posible la metamorfosis. ¿Qué es una metamorfosis? El reino animalk aporta ejemplos. La oruga que se encierra en una crisálida comienza así un procesos de autodestrucción y autorreconstrucción al mismo tiempo, adopta la organización y la forma de la mariposa, distinta a la de la mariposa, pero sigue siendo ella misma. El nacimiento de la vida puede concebirse como la metamorfosis de una organización físico-química que, alcanzado un punto de saturación, crea una metaorganización viviente, la cual, aun con los mismos constituyentes físico-químicos, produce cualidades nuevas.
La formación de las sociedades históricas en Oriente Medio, India, China México o Perú, constituye una metamorfosis a partir de un conglomerado de sociedades arcaicas de cazadores-recolectores que produjo las ciudades, el estado, las clases sociales, la especialización del trabajo, las religiones, la arquitectura, las artes, la literatura, la filosofía.. Y también cosas mucho peores, como la guerra y la esclavitud.
A partir del siglo XXI, se plantea el problema de la metamorfosis de las sociedades históricas en una sociedad-mundo de un tipo nuevo, que englobaría los estados-nación sin suprimirlos. Pues la continuación de la historia, es decir, de las guerras, por unos estados con armas de destrucción masiva conduce a la cuasidestrucción de la humanidad.
La idea de metamorfosis, más rica que la de revolución, contiene la radicalidad transformadora de ésta, pero vinculada a la conservación (de la vida, o de la herencia de las culturas) ¿Cómo cambiar de vía para ir hacia la metamorfosis? Aunque parece posible corregir ciertos males, es imposible frenar la oleada técnico-científico-económico-civilizatoria que conduce al planeta al desastre. Y, sin embargo, la historia humana ha cambiado de vía a menudo. Todo comienza siempre con una innovación, un nuevo mensaje rupturista, marginal, modesto, a menudo invisible para sus contemporáneos. Así comenzaron las grandes religiones: budismo, cristianismo, islam. El capitalismo se desarrolló parasitando a las sociedades feudales para alzar el vuelo y desintegrarlas. La ciencia moderna se formó a partir de algunas mentes rupturistas dispersas, como Galileo, Bacon o Descartes; luego creó sus redes y asociaciones; en el siglo XIX se introdujo en las universidades; y en el XX en las economías de los estados, para convertirse en uno de los cuatro poderosos motores del bajel espacial llamado tierra. El socialismo nació de algunas mentes autodidactas y marginalizadas del siglo XIX, para convertirse en una formidable fuerza histórica en el XX. HOY HAY QUE PENSARLO TODO. HAY QUE COMENZAR DE NUEVO.
De hecho, todo ha comenzado, pero sin que nos hayamos dado cuenta. Estamos en los comienzos modestos, invisibles, marginales, dispersos. Pues ya existe, en todos los continentes, una multitud de iniciativas locales en el sentido de la regeneración económica, social, política, cognitiva, educativa étnica o de reforma de vida.
Estas iniciativas no se conocen unas a otras; ninguna administración las enumera, ningún partido se da por enterado. Pero son el vivero del futuro. Se trata de reconocerlas, de censarlas, de compararlas, de catalogarlas y de conjugarlas en una pluralidad de caminos reformadores. Son estas vías múltiples, las que, al desarrollarse conjuntamente, se conjugarán para formar la vía nueva que podría conducirnos hacia la todavía insisible e inconcebible metamorfosis. Para elaborar las vías que confluirán en la Vía, tenemos que deshacernos de las alternativas reductoras a las que nos obliga el mundo del conocimiento y pensamiento hegemónico. Así es necesario, al mismo tiempo, mundializar y desmundializar, crecer y decrecer, desplegar y replegar. "

Leer + en el capítulo 5 "Asegurar la comunicación en dos sentidos por la metamorfosis de las jerarquías en redes" del libro COMO GANAR (Y PERDER) VOTANTES. Descarga libre - un PDF de 196 págs- en www.fcampalans.cat

No hay comentarios:

Publicar un comentario