Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 1 de febrero de 2012

¿CON QUIÉN Y CÓMO HABLAR?

Se suele decir que la política es "hablar con la gente y  ponerse de acuerdo con ella". La gente con la que nos interesa hablar no es toda la gente, es decir, todos los electores Nos interesan, en primer lugar, nuestros votantes actuales y potenciales, y, dentro de ellos, los que influyen en los demás, naturalmente, una vez que los hayamos identificado.
Comunicarse en dos sentidos continuadamente con nuestros votantes actuales y potenciales, y sus líderes de opinión, supone una gran cantidad de horas. Lógicamente, pues, no nos quedará tiempo para distraerlo en gente menos interesante. Puede tomarse como excepción, si se cuenta con tiempo para ello, hablar con los líderes de opinión de los votantes de otros partidos, con la intención de desmovilizarlos y obtener pistas para no exasperar a sus electores. Como condición previa, tenemos que estar con "nuestra gente", insertarnos en "nuestra sociedad". Esta sociedad está formada no sólo por los votantes antiguos sino también por los nuevos potenciales.
Si queremos comprender cómo van a tomar sus decisiones nuestros votantes actuales y potenciales y lograr que nos dejen acompañarles en el proceso de decidir, tenemos muchas incógnitas que despejar. Las incógnitas las iremos despejando escuchándoles hablar sobre sus problemas y necesidades, sobre lo que piensan y saben de la realidad política, sobre las personas con quienes hablan de políticas y en quiénes confían a la hora de tomar sus decisiones políticas. Y en la mayoría de los casos, no nos bastará con sus primeras manifestaciones sino que necesitaremos que sigan hablando para comprender bien el sentido de lo que dicen, los sentimientos que, a veces, distorsionan sus palabras, los valores que animan sus manifestaciones.
Nuestros votantes concederán liderazgos a personas que creen que quieren dedicar tiempo a escucharles y que son capaces de entenderles. Y esto, en grado mayor, si , además, les han ayudado a que ellos mismos comprendan mejor sus necesidades y las de otros. Y ese liderazgo, nos admitirá en el círculo de sus influyentes. Nuestros votantes tienen que encontrarnos dispuestos a escucharles. Y que adquirimos el hábito de la conversación no directiva.
Dominar para ello el arte de escuchar y el de preguntar y responder nos ayudará a entrar en "nuestra" sociedad y a hablar con nuestra gente para que:

  • nos concedan liderazgo:
  • y conozcamos y comprendamos de ellos lo que necesitamos para mantener una conversación en dos sentidos que acabe con sus votos en las urnas.
Naturalmente, también vamos a tener que llevar a cabo, en determinados momentos, una comunicación persuasiva. Pero cuando sepamos bien con quién, sobre qué temas y cómo. Hoy, en la política, es mucho mayor el déficit en escuchar que en intentar persuadir.

----------------------------------------------------------------------------------

Leer + en COMO (GANAR Y PERDER) VOTANTES, descarga libre en www.fcampalans.cat/publicacions_detall.php.?id=5 
Y profundizar en el curso de los días 14/15 de febrero en www.barcelonaschoolofmanagement.com









Con Miquel Iceta y Albert Aixalá en la presentación del elibro en la Fundació Rafael Campalans, el día 31 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario