Entradas populares

Follow by Email

viernes, 3 de febrero de 2012

TRANSPARENCIA PRESUPUESTARIA, PREFERENCIAS DE LOS VOTANTES Y AUSTERIDAD , PERO CON MENOS SOBRESALTOS POLÍTICOS

Las instituciones locales tienen una larga tradición de decidir según los criterios personales de concejales delegados y alcaldes, más o menos  influidos por sus técnicos. Y esto mismo, ha sido  también normal en gobiernos autonómicos y nacionales

Esto ha venido produciendo que una buena parte de lo que hacen estas instituciones no obedezca a las prioridades de los votantes de sus gobiernos, Lo que - sin perjuicio, del impacto amplificador que han tenido después otros acontecimientos bien conocidos y presentes,- ha venido generando una desmovilización, una abstención y una desafección política crecIente en militantes y votantes.

Un partido progresista no puede mantener situaciones como ésta: la decisión de la voluntad personal del político arropada por el refrendo tecnocrático del experto de turno, sin tomar en consideración las priorizaciones de sus votantes.

Pero sobre los valores y las preferencias de los votantes no hay más expertos que ellos mismos. Una política progresista debería facilitar que los votantes conozcan el empleo de los fondos públicos y los resultados que producen (“qué/para quién”) y en función de ello evalúen las actuaciones públicas, expresen sus preferencias y lleguen a la conclusión de qué partido les representa mejor.

No haría falta más que aplicar rigurosamente las determinaciones de la legislación y reglamentos de las Haciendas Locales, presentando un presupuesto por programas y actividades con explicación de los resultados de cada una de ellas, junto a su financiación.

Para ello, habría que ir introduciendo una prácticas presupuestarias que recogiendo la formulación de la Government Finance Officers Association cumpla estas cuatro funciones:

  • Definir las políticas. (Documento político)
  • Asegurar la ejecución. (Plan Financiero)
  • Fomentar la eficiencia. (Guía de Operaciones)
  • Apoyar. la comunicación interna y externa. (Instrumento de transparencia)

 Los presupuestos así elaborados deberían servir de base a un debate en el pleno municipal de la ejecución anual e histórica de los mismos, así como de un debate anual sobre el estado del municipio y cualquier otra iniciativa de participación en las decisiones que se acuerde.

Estos presupuestos permiten, adicionalmente, crear un lenguaje común entre el grupo municipal y la organización local del partido evitando las barreras culturales que dificultan el trabajo en común. E igualmente entre el gobierno y los directores de la institución, para la autonomía responsable de éstos.

A la dirección nacional de cada partido le proporcionan un instrumento de análisis y evaluación de la política que está llevando a cabo un gobierno en el que participa el partido. Así pueden evitarse sorpresas desagradables y prever ayudas necesarias a tiempo.

Los asesores/analistas de política deberían dominar este instrumento y proporcionar entrenamiento en el mismo tanto a todos los cargos y directores  públicos de las instituciones como a  los miembros de las comisiones ejecutivas locales y comarcales de los partidos.
 ---------------------------------------------------------------------------------------------
Del programa del curso DEL MARKETING POLÍTICO A LA DIRECCIÓN POLÍTICA Y A LA GOBERNANZA EFICAZ, 14/15 de febrero, en www.barcelonaschoolofmanagement.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario