Entradas populares

Follow by Email

lunes, 27 de junio de 2011

¿QUIERE LA GENTE DAR DINERO PARA LA POLÍTICA?¿QUIEREN LOS POLÍTICOS PEDIR DINERO PARA HACER POLÍTICA?

En esta entrada inauguro una serie de reflexiones sobre cómo financiar la actividad política en nuestro país, a partir de los votantes de cada partido, posición que se va afianzando en la doctrina jurisdiccional y práctica de los países occidentales democráticos.
---------------------------------------------------------------------
En nuestro país habíamos estado acostumbrados a que los partidos, sus actividades y sus campañas, se financiaran en un porcentaje muy alto con dinero público. Parece que la contribución de la financiación privada de los partidos políticos y las campañas electorales es menor que en los paíss de la UE, USA y Canadá. Las cifras que en esto suponen los cuotas de los patidos son ridículas. De todas formas probablemente, en la realidad, la financiación privada es mayor de lo que figura oficilamente. Las cifras de la financiación ilegal no se conocen bien, naturalmente. Y las iniciativas que instancias regionales y locales se llevan a cabo para obtener recursos no se suelen poner en común entre compañeros del mismo partido.
Ahora, muchas organizaciones locales y regionales de algunos partidos se encuentran con que los fondos públicos se les van a reducir de un modo considerable. No les va a quedar más remedio, si quieren intentar recuperar sus posiciones perdidas que recurrir a la financiación de sus votantes.
Contrariamente a lo que piensan algunos candidatos y casi todos los que no tienen experiencia al respecto, hay muchas más gente de lo que se cree con ganas de dar dinero para "su" politica; pero hay que conocer quién es esa gente para cada formación política y candidato concreto, y pedírselo del modo adecuado.
Y aquí interviene la respuesta a la segunda pregunta formulada al inicio. Hay candidatos, sobre todo cargos ya electos que "prefieren embalsamar cadáveres que pedir dinero". Pero también hay políticos a quienes no gusta pedir el voto. Ni afrontar el debate de la desafección política. Esto responde a la burocratización de la vida política que se encuentra instalada en muchos cargos públicos y ejecutivos de partido, que disfrazan sus pocas ganas con argumentos poco sólidos.
Recaudando fondos para sus actividaes, los partidos y sus candidatos, sean o no cargos ya electos
, está recogiendo al mismo tiempo. indicadores de su aceptación por los distintos segmentos de electores, y cuáles son las causas y plataformas que despiertan mayor interés.
La superación de la desafección política, la recuperación de los votantes que han preferio la abstención a aguantar la violación visible delos valores/comportamientos en cuyo nombre se les pide el voto, va a conseguirse al mismo tiempo que se experimenta la financiación política desde los votantes. O no se hará.
El partido que presta realmente servicios políticos a sus votantes tiene el derecho a pedir que estos le proporcionen fondos para llevar a cabo su tarea, y, naturalmente, la obligación de responder de ello.
------------------------------------------------------
Ver más en www.marcoslekuona.net/ Agenda/ Después del 22 de mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario