Entradas populares

Follow by Email

domingo, 1 de enero de 2012

LA CAPACIDAD DE CONVOCATORIA DE LOS CARGOS PÚBLICOS ELEGIDOS

(Apuntes del libro "Community. The Structure of Belonging"" (2.008), de Peter Block, Berret-Koehler, Pu.Inc., San Francisco, CA.)

Los cargos públicos elegidos son un caso especial de lo que pensamos  sobre el liderazgo y el arte de convocar. Hemos puesto a los cargos elegidos en un papel difícil. Los hemos deformado en proveedores y distribuidores de servicios. Nos relacionamos con ellos como si fuéramos consumidores, no ciudadanos. Queremos que resuelvan por nosotros cuestiones que deberíamos resolver por nosotros mismos.

El modelo de consumidor, en el que los cargos públicos elegidos existen para satisfacer las demandas de los ciudadanos, es contrario al servicio de la comunidad, aunque les guste a los ciudadanos. Los cargos públicos elegidos son socios de los  ciudadanos, no proveedores. El papel mas importante que los cargos públicos elegidos pueden ejecutar es juntar a los ciudadanos. Tienen esta capacidad de convocatoria como nadie en una ciudad; pero es un camino subutilizado.

Ejemplo: Cold Spring
Mark Stoeber es el alcalde de Cold Spring, Kentucky, una ciudad pequeña y más bien residencial. En un momento llegó a la conclusión de que las quejas de los ciudadanos que él estaba recibiendo, no necesitaban de un cargo público elegido para ser resueltas. Por ejemplo, estaba recibiendo quejas en un barrio acerca del perro de alguien. Mark decidió que las quejas sobre el perro, era un síntoma de la falta de conexión entre los vecinos. Con el comportamiento del perro como argumento, pidió a un ciudadano organizar como anfitrión una reunión en su casa con otros vecinos. Los vecinos acudieron, incluido el dueño del perro, y se alcanzó un acuerdo. El tejido social se hizo un poco mas fuerte. El alcalde pudo ocuparse de otras cosas. 


Un año después, Mark decidió dar otro paso e invitó a unos 20 líderes de la comunidad a unas conversación con los miembros del consejo de la ciudad. Se encontraron en la cámara del consejo, pero no en la configuración usual. En Cold Spring, como en la mayoría de la ciudades, el consejo se sienta en una plataforma, y los ciudadanos se sientan en sillas en un nivel más bajo.Para esta reunión, todos se sentaron en sillas en círculo al mismo nivel en la sala del consejo. Se agruparon para sentarse con la gente que conocían menos y hablaron sobre algunas de las cuestiones que estamos discutiendo aquí: las encrucijadas que afronta la ciudad, las mayores aportaciones de la ciudad y sus ciudadanos, dudas acerca de si realmente algo está cambiando, una mirada a las demandas futuras que encara la ciudad, y qué compromiso tendrían que asumir para implicara a más gente en desarrollar la posibilidad llamada Cold Spring.


Un pequeño pero simbólico comienzo de un cargo público elegido, decidiendo que el futuro desarrollo económico y la calidad de vida de los ciudad, eran dependientes de la calidad de las conexiones de sus ciudadanos, y su habilidad  para llevar al centro a los que están en los márgenes.


El gobierno local tiene dos responsabilidades primarias. Una es sostener y mejorar la infraestructura de su comunidad: caminos, tráfico, transporte, seguridad pública, cumplimiento de ordenanzas, desarrollo económico, planificación urbana, en torno, y más. Los gerentes y directores municipales ("city managers") y  los técnicos y funcionarios están bien entrenados [o deben y pueden serlo] para hacerlo y muchos hacen un excelente trabajo en ello.

El otro papel del gobierno local es construir el tejido social de la comunidad. Están en una posición clave para implicar  a los ciudadanos en el bienestar de la ciudad. El reto para hacerlo está en las estructuras que usan con mayor frecuencia para hacerlo. Las formas típicas de implicación son los consejos de la ciudad,los meetings, audiencias públicas, cumbres de barrio, reuniones en el ayuntamiento, y una variedad de compromisos de hablar y eventos especiales a que asisten. No hay nada en la estructura actual de estas concurrencias que estimule a los ciudadanos a conectarse entre sí  o a comprometerse como productores del futuro. Los ciudadanos se muestran como críticos o como consumidores.

Para que el gobierno local construya el tejido social y cree el contexto para una comunidad restauradora, la forma en que los ciudadanos son convocados necesita cambiar de un modelo patriarcal, de consumidor, a un modelo de asociación que tome ventaja del poder energizante del pequeño grupo.
       



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario