Entradas populares

Follow by Email

sábado, 10 de mayo de 2014

MODERNIZAR LOS SISTEMAS DE DIRECCIÓN. DESEMPOLVANDO UN PAPEL DE 1.993

0. Este papel pretende estimular una reflexión colectiva entre la gente de PERSO­NAS Y SISTEMAS, S.A., sus clientes, colegas y amigos acerca de si sería verdad que lo más desajustado que tiene nuestro país a los demás con los que competiremos sin remisión a partir de 1.993, son las estructuras y prác­ticas de dirección a todos los niveles de nuestra estructura social; que este desajuste viene de muy lejos (¿400 años?) por lo que sus raíces son profundas, y como consecuencia, a pesar de la evidente mejora que puede observarse en las últimas décadas, se hace precisa una radical reflexión sobre cómo conseguir en breve plazo arrancar los valores, creen­cias, actitudes y aprendizaje de la mayor parte de las personas que pilotan nuestra sociedad tanto civil como política y sustituirlos por los de la minoría que ya está en el nivel deseado de competitividad.

1.El problema viene de muy antiguo. Desde que algunos monarcas de desdicha­do recuerdo expulsaron a los judíos, machacaron la economía urbana castella­na, dilapidaron el tesoro nacio­nal en aventuras ruinosas, y cuando no pudie­ron más para aca­llar las críticas persiguieron de variada forma la expre­sión pública de las críticas o los meros estudios sobre el funcionamiento del poder.
   Así el análisis sobre el ejercicio de los poderes, o dicho a la manera más al uso de los sistemas de dirección, se con­vertía en ARCANO DE PRÍNCIPES, es decir, algo misterioso que no debía conocer más que el poderoso. Nuestro país se aleja­ba así de una tradición intelectual que ha proporcionado a nuestros competidores las raíces de su modernización social y política.


Arcano de Príncipes

En nuestro país tenemos una tradición especialmente arraigada de negar la descripción y el debate público del comportamiento de los gobernantes y en general de los que ejercen el poder. Para ello se alegó que esos temas eran arcanos, es decir, misterios que deberán quedar reservados a los que ejercen ese poder y velados para los demás.

Desgraciadamente, la historia de los gobiernos y de las empresas nos ha enseñado que con frecuencia, la oscuridad del misterio acaba cegando al propio “príncipe”



Esta raíz (Unamuno) no arrancada está provocando que a pesar del progreso logrado en las últimas décadas y sobre todo desde la instauración de la democracia nuestro sistema social sigue produciendo amos y sacerdotes (los titulados superiores en alguna disciplina originada por algún valor superior) pero no directores, líderes, gobernantes. Los sacerdotes titulados cuando se ponen a mandar lo hacen como los amos pero revestidos de pontifical y lo mismo hacen los amos titulados.

Todo esto hace recordar aquellos versos del Mio Cid (que por cierto podrían hoy recordarse al ver la manifestación del 27 F en Madrid)

3.Necesitamos sustituir el viejo esquema amo/sacerdote por burócratas ejecuti­vos y representativos dispuestos a:
    -afrontar y resolver productivamente los conflictos de interés y visiones que toda acción social entraña
     -fijarse metas en el tiempo y dominar la tarea para corregirlas
   -visualizar empíricamente la relación fines/medios de sus empresas para facilitar el discurso crítico y la integración del entorno en las decisiones y su ejecu­ción

Una formación y entrenamiento específico sobre estos compor­tamientos debería proporcionarse a los niveles superiores gobierno y dirección de todas nuestras organizaciones públi­cas y privadas y estos niveles deberían asegurar después estos aprendizajes en los niveles jerárquicos subsiguientes.




4.Un ejemplo positivo, raro y controvertido en nuestra histo­ria, lo ofrece Iñigo de Loyola Fundador y Capitán de su Compañía que hoy es la multinacional de Servicios más impor­tante generada por personas de los diversos pueblos el Estado Español.
   Parece interesante estudiar la historia y el sistema de dirección de esta Organización que ha producido en sus más de cuatro siglos de existencia hombres cosmopolitas(no localistas), individualistas (no gregarios). A este respecto pensamos útil reflexionar sobre por qué la formación de las Escuelas de Directores de Empresa de la Compañía se alejan tanto del modelo de los Ejercicios Espirituales.



5.Otro ejemplo, este negativo. Los problemas de viviendas que actualmente sufre nuestro país, están causados en parte importante por la incapacidad de las direcciones públicas de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas de intervenir en el mercado del suelo de una forma que integre en un proceso de decisión las necesidades que se generan. Este funcionamiento sacerdotal tampoco se va a resolver con nuevas leyes sino cambiando la manera de dirigir. 

-----------------------------------------------------------------
¿Sería interesante que cada uno en el ámbito donde se encuentra, piense si avanzamos o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario