Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 4 de mayo de 2016

LA FINANCIACIÓN DEL PARTIDO DESDE LOS VOTANTES



La mayoría de los partidos políticos se resisten a plantearse conseguir financiación de los votantes. Salvo las excepciones que conocemos por la prensa, siguen la práctica habitual de acomodar sus  gastos a unos ingresos escasos y, en todo caso, hacer un esfuerzo de obtener algunos fondos adicionales con motivo de las elecciones.

De este modo, la financiación, con las fuentes actuales -  se convierte en un cuello de botella al desarrollo del partido. Este desarrollo necesita fondos para invertir en el desarrollo de recursos políticos- la red partidaria – y sólo la financiación desde los votantes puede conseguir esos fondos adicionales suficientes. En las circunstancias actuales, con el recorte del gasto público que se está produciendo, obtener fondos de los votantes es la única vía para que los partidos de izquierdas no se queden varados.
Por otro lado, la legislación y jurisprudencia en los países de la UE, como en Canadá y USA, pretenden que se consolide un modelo de partido político, independiente del estado, y enraizado en la realidad social, como agentes que son de una sociedad, de cuyo apoyo tienen que gozar, generándolos y apoyándolos económicamente. Esta misma concepción es la que puede deducirse del Art. 6 de la CE de 1.97: “Los partidos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular, y son instrumento fundamental para la participación política.” 
 





VOTOS/ FONDOS/VOLUNTARIOS

En el camino de conseguir coaliciones  de votantes en un sistema democrático, la obtención de estos tres recursos son tres maneras que tiene un elector de comprometerse con una opción política. De modo que están muy ligadas entre sí, y según su tipología los electores pasan con cierta facilidad de unos compromisos a otros, y de una intensidad de compromiso a otra mayor, según el “producto político” (todos los comportamientos del partido/gobierno) que se le ofrece como contrapartida.
La clave del éxito radica precisamente en la orientación al votante que adopte del partido/gobierno, tanto para conseguir el compromiso de votar, como los compromisos de contribuir con dinero o con tiempo voluntario.
A este respecto, conviene recordar que estamos haciendo marketing, no vendiendo. Estamos ofreciendo algo que la gente quiere. Hemos de mirar las campañas políticas y la obtención de fondos para ellas, como vehículos para que nosotros sepamos qué quiere la gente y la gente consiga lo que quiere.

En este sentido,

·        Los donantes de fondos pueden ir siendo un predictor de los votos que se obtendrán, siempre que se les vaya prestando los servicios de intercambio prometidos. La experiencia viene demostrando que la obtención de fondos va prediciendo aumentos en los votos.   


·        Los donantes de alto potencial de la categoría de los votantes propios, pueden ser también un apoyo político y social para la candidatura. Es posible imaginar ayudar a formar con ellos un grupo más o menos formal que asesora al candidato, avala públicamente su candidatura  y contribuye a elaborar el proyecto alternativo de ciudad, en dialogo con los demás votantes socialistas.


La obtención de fondos para la actividad política y electoral debe tener en cuenta dos principios:

·        La obtención de fondos depende fundamentalmente de pedirlos, en algunos casos el candidato o el gobernante, en otros sus amigos y colaboradores. El sentido carismático y elitista que los políticos dan a su relación con los votantes/donantes, frena, muy frecuentemente las peticiones.

·        La obtención de fondos es también intercambio. Hay que pensar en dar a los donantes motivos para que entreguen su dinero y, para ello, es práctico conocerlos y segmentarlos, y como consecuencia prever los servicios diferentes que se disponen para cada segmento diferente. Esto implica superar la creencia de poseer la verdad y que predicar esa verdad es suficiente.  









POLÍTICA Y DIRECCIÓN FINANCIERA DESDE UNA ORIENTACIÓN AL VOTANTE



Si adoptamos una orientación al votante, las actividades políticas de un partido  se reparten a lo largo de la legislatura respondiendo a su función institucional de trabajar por formar y manifestar la voluntad política de los ciudadanos.

En un partido que pretende su desarrollo, esta orientación acarrea necesariamente la necesidad de más financiación y para asegurar el equilibrio de ingresos y gastos es necesario aplicar a su dirección financiera la técnica presupuestaria.

Una aplicación adecuada de ésta sería comenzar por fijar los objetivos de votos para un ciclo electoral y a continuación elaborar un programa de actuación o conjunto de planes de campaña, calculando para ellos cuál es el presupuesto de gastos.

Una comparación de este presupuesto de gastos con los ingresos habituales, daría normalmente una diferencia que serviría para elaborar, a su vez, un plan de obtención de fondos.  


Un Plan de Obtención de Fondos está formado por actividades de:


ü      Identificación y segmentación de donantes, con estimación de su potencial, a través de los conocimientos personales, de listas mejor o peor clasificadas y de actividades de identificación de votantes.

ü      Prestación del servicio de contrapartida, desde el más modesto escrito de agradecimiento por la donación recibida hasta la lista de servicios políticos.

ü      Comunicación, en este caso, la petición que puede hacerse personal/telefónicamente, por correo directo, por Internet, en eventos.





DINERO TEMPRANO


Dividir el presupuesto y el plan de obtención de fondos en tramos temporales.
Cervantes dixit: “El que da pronto da dos veces”.
El dinero temprano ayuda llevar a cabo estudios, formación, contratación de espacios, con suficiente anticipación y en definitiva conseguir la campaña permanente.
El dinero temprano es un modo de comunicación con el público, de mostrar que se tiene el apoyo necesario para conseguir la victoria, sobre todo si se centra en donantes principales y estos además están dispuestos a avalar al candidato.

DONANTES DE ALTO POTENCIAL: Los que pueden potencialmente donar más de 6.000 € en un mandato, en una o varias veces.(hipótesis)

·        Dos categorías de donantes de alto potencial

-         los que dan a todos los partidos: dejar claras las contrapartidas.
-         Los votantes del partido (al menos, de autonómicas y/o locales) “ricos”, con interés personal en los buenos resultados electorales del partido y que llega a confiar en que las gentes del partido local son capaces de conseguir esos buenos resultados. (4 condiciones a verificar)



Normalmente, los donantes de alto potencial requieren ser abordados por el candidato/gobernante o ejecutivo del más alto nivel. Los encuentros para ello pueden requerir compartir con esas personas sus objetivos y los planes que tiene diseñados para lograrlo, explicando los resultados de encuestas, planes de campañas, con ofrecimientos de ocupar posiciones en la red de estructuras participativas, proyectos y propuestas de actuaciones futuras. Algunos eventos mayores pueden servir también como soporte para ciertas donaciones. Igualmente una red de personas de este nivel puede ser de gran ayuda al político para el acceso y el convencimiento de otras que conozca menos directamente.

Los DONANTES PEQUEÑOS/MEDIANOS pueden ser objeto de tratamiento por parte de un Comité de Obtención de Fondos. Las personas que lo formen se ocuparán de llevar a cabo las actividades de identificación, servicio y petición de los potenciales donantes a través de publicidad directa por correo, eventos menores, Internet. Igualmente, de entrenar a las personas que harán peticiones directas/telefónicas (“de igual-a igual”) con guiones bien establecidos, o el apoyo de votantes que motivan la donación de pequeñas cantidades.

La base de datos de donantes, es una “mina” para sucesivas oportunidades y, como tal, debe ser bien cultivada, dándoles oportunamente las gracias y asegurándose que están satisfechos de los “servicios”/contrapartidas.

Se suelen citar como errores que, frecuentemente, provocan el no donar los siguientes:

ü      Que no se pida.
ü      Que no se especifique la cantidad que se pretende.
ü      Que no se proporciones un modo claro de materializar la donación.
ü      Que los motivos de donar no sean convincentes o provoquen sensaciones encontradas.
ü      Que el donante crea que su dinero no servirá para nada práctico.


Las actividades de planificación y obtención de fondos, deberán también dar lugar a ejercicios para el aprendizaje de las prácticas correspondientes





-------------------------------------------------------------------------------------
Leer + en otras entradas de este blog y en el libro COMO GANAR (Y PERDER) VOTANTES.
www.fcampalans.cat/uploads/publicacions/pdf/comoganaryperdervotantes_def.pdf  
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario