Entradas populares

Follow by Email

jueves, 19 de mayo de 2016

ORGANIZANDO LAS BASES DE UN PARTIDO Y ORGANIZANDO UN PARTIDO DESDE SUS BASES










De un modo muy natural nos hemos ido a topar con un problema de raíz. Y esto ha sido porque la pregunta de para qué sirve un partido la hemos formulado a un alcalde, y no a una organización nacional o estatal. 

Y en un municipio/barrio, es donde se dan unas necesidades que los ciudadanos pueden entender y controlar. Y es en este entorno donde se dan las condiciones para que pueda ejercerse una política democrática sin manipulaciones ni escapismos.

Las circunstancias particulares de nuestra transición democrática han hecho que la mayoría de los partidos se hayan implantado de arriba abajo, de modo que las organizaciones locales son como el negociado más pequeño de la gran burocracia nacional o estatal. De ahí su debilidad.

Introducir lo que necesitaría un alcalde de su organización política plantea definir qué tarea deberían hacer las bases y cómo conseguir personas que quieran aprender a hacerla.

En pasadas legislaturas hemos podido observar alcaldes con buenas condiciones que han sido capaces de coaligarse directamente con los líderes de opinión de sus votantes. En este tamaño de municipio esos lideres pueden ser unas 200 personas. También es verdad que en las últimas legislaturas se iban produciendo la decadencia de ciertos partidos, dominantes hasta entonces, lo que ha podido hacer más fácil su crecimiento. Y que el esfuerzo personal puesto por estos alcaldes ha sido muy grande, a veces, con repercusión en su vida privada. También, esto ha venido ayudado, en algunos casos, por contar con un "segundo de a bordo" que ha asumido la dirección ejecutiva de la administración, de la que el alcalde podía desentenderse casi completamente.

Si una alcalde asume muy personalmente el liderazgo político- electoral del municipio, va a traer como consecuencia una dificultad grande de sucederle sin riesgo importante de perder la mayoría electoral que tiene. Los votos acaban siendo en una proporción importante de él y no de su organización que solo existe nominal, no socialmente.







Definir la tarea de las bases de un partido local, puede hacerse sobre la consideración, pues, de: qué ayuda podría convenir al alcalde en el ejercicio de su liderazgo político, qué convendría para conseguir coaligarse con votantes y sus líderes para ganar, cómo ir constituyendo una organización que vaya formando líderes futuros capaces de mantener el apoyo de una  mayoría de votantes. Lo que supone ir más allá de la concepción personalista del alcalde que ha sido predominante hasta ahora.

Aunque estas tres consideraciones pueden verse como respondiendo a exigencias temporales muy distintas, en la realidad, es comprobable que son tres momentos de un mismo proceso proceso político y que tenerlas en cuenta a la vez, tiene un efecto sinérgico.

A la organización de la bases del partido y a la organización del partido desde las bases, contribuirá de modo significativo, si simultáneamente se resuelve de modo que no consuma mucho tiempo de los cargos electos, la dirección ejecutiva de la administración municipal. Esto formaría parte del tercer eje de proyectos, que veremos en otro momento.

En estos momentos, tanto los antiguos como los nuevos partidos, están necesitando una reflexión de este tipo 







--------------------------------------------


Estas notas las he preparado para la próxima reunión con nuestro Alcalde, con vistas a acordar cómo arrancar los proyectos del eje del liderazgo politico- electoral.
----------------------------------

Leer + en otras entradas de este mismo blog





    

No hay comentarios:

Publicar un comentario