Entradas populares

Follow by Email

sábado, 12 de agosto de 2017

LOS PROYECTOS ESTRATEGICOS

Cuando los gobiernos lo hacen a través de una dirección estratégica por proyectos consiguen dos resultados que, a su vez, se realimentan: empoderar a los componentes de su capital social partidario y mantener/aumentar sus resultados en votantes, donantes y voluntarios. Sin importar las etiquetas con que las nombremos, estas son las prácticas que pueden observarse en aquellos municipios y territorios (muchas veces "casos desviados") en que una formación política no sólo revalida sus mayorías, sino que las mantiene/desarrolla con cambios de sus líderes.

Esta dirección consiste en la dirección de un conjunto de proyectos estratégicos que concretan las determinaciones de la agenda política. Esta práctica es  poco habitual, por lo que vamos a dedicar varias entradas a exponer una metodología experimentada de hacerlo, intercalando varios ejemplos vividos,







METODOLOGIA DE PROYECTOS ESTRATÉGICOS

Un proyecto estratégico es un proceso de trabajo político que tiene por objeto producir un cambio en la relación entre la Institución y algún o algunos grupos de ciudadanos, despejando las incertidumbres y controversias en metas y / o tecnologías que ello comporte, integrando de algún modo en tal trabajo a los interesados y definiendo la respuesta de la Institución  de modo que ésta pueda ser fácilmente adoptada por la Administración para su ejecución. Igualmente pueden ser objeto de tratamiento a través de proyectos estratégicos, las operaciones de cambio organizativo, tanto en el nivel político como en el administrativo, que impliquen incertidumbres y conflictos en cuanto a metas y / o tecnologías organizati­vas. Este nivel de incertidumbre y conflictividad hace aconsejable el diseño participativo de los actores organizativos que pueden influir en el resultado del cambio propuesto.

En cualquiera de ambos casos, un proyecto estratégico tiene por objeto producir eficazmente cambios. Para ello, proporciona a cargos electos, ciudadanos interesa­dos y técnicos una disciplina de coaligar voluntades, aprendizajes compartidos y actuaciones experimentales que conducen, junto con los trabajos de análisis y síntesis, a nuevos diseños técnicos y organizativos. Estos diseños responden a unas metas, que han pasado de una enunciación confusa y / o conflictiva a un acuerdo maduro, con actuaciones, sistemas y estructuras organizativas, cuyo diseño e implantación ha pasado de unas formulaciones preliminares a disposiciones precisas, listas para ser puestas en práctica sin resistencias ni desorden organizativo.

Por su condición de proyecto, un proyecto estratégico tiene las características de los trabajos de esta naturaleza:

p   proceso singular, con metas específicas;
p   proceso descomponible en acciones singulares, agrupables en ejes e interrelacionadas;
p   proceso que requiere el diseño de un sistema específico de programación y control sobre su avance y los eventos que lo van marcando.

Por su condición estratégica, de aprendizaje o experimental ,conlleva la naturaleza hipotética de su diseño (metas, eventos, acciones / ejes), que puede ser disconfirmado en cada etapa por la experiencia del avance del propio proyecto y requerirá rediseños periódicos, a tenor de los aprendizajes que se vayan produciendo  y se vayan dominando y despejando incertidumbres y conflictos.

Las cuestiones que puede ser útil tratar, a través de una metodología de proyectos estratégicos, pueden ser de muy variada índole y dimensión. Esta dimensión vendrá definida por factores, como el número de personas afectadas, la magnitud de los cambios encarados, el grado de incertidumbre y conflicto implicado. El nivel de incertidumbre / conflictividad podrá radicar, bien en cuestiones operativas en un marco de preferencias conocidas, bien en la acción de otros actores y la necesidad de negociar con ellos las preferencias y las contribuciones, o bien, en el caso más complejo, en la incertidumbre de las preferencias unida a incertidumbres operativas y a incertidumbres sobre la acción de otros actores.

Dada la poca experiencia práctica que se tiene en este tipo de procesos, es conveniente pensar en un aprendizaje gradual de esta metodología, empezando por proyectos estratégicos de dimensiones reducidas, cuyo cumplimiento con éxito irá preparando a los participantes para otros más problemáticos.

Así, el trabajo político de un gobierno local puede organizarse a través una agenda que se componga de las actividades de los diversos proyectos estratégicos que en ese momento se estén elaborando, junto a las decisiones de los sistemas regulares de gobierno, Plan a 4 Años, presupuesto por actividades, evaluación / programación. La agenda de proyectos estratégicos pueden comprender cuestiones que pueden proceder de exigencias:

p   externas, como,
·     un proyecto de reconquista del voto de segmentos de electores que se han abstenido,
·     un proyecto de revitalización de un casco antiguo,
·     un proyecto de desarrollo de la animación ciudadana / ocio y comercio en el centro de la ciudad,
·     un proyecto de creación de concejalías de barrio,
·     un proyecto de remodelación de una plaza emblemática, 
·     un proyecto de creación de un polideportivo,
·     un proyecto de definir una política con respecto a un colectivo determi­nado,
·     un proyecto de integrar prioridades ciudadanas en la ejecución de una actuación urbanística,

p   y / o internas, como,
·     un proyecto de creación de un servicio municipal de empleo,
·     un proyecto de desarrollo de una Comisión de Coordinación de Directores de Área,
·     un proyecto de constitución de un área de mantenimiento y servicios municipales, bajo criterios de eficiencia y calidad,
·     un proyecto de reorganización de la policía local,
·     un proyecto de integración de la gestión tributaria y recaudatoria en la hacienda local,
·     un proyecto de constitución y desarrollo de una oficina integrada de atención al ciudadano,
·     un proyecto de desarrollo de la gestión de personal,

La metodología que vamos a exponer en este cuaderno, se basa en las bases metódicas para una lógica política que hemos expuesto en el primer apartado, y el modelo de planificación de "lógica incremental". La exposición vendrá dividida en dos partes: en la primera, la metodología tratará los aspectos procesales a través de las distintas fases / etapas de la vida de un proyecto; y en la segunda, se tratarán las cuestiones que tienen que ver con la estructura organizativa de los grupos de proyecto estratégico.

FASES/ETAPAS DE LA VIDA DE UN PROYECTO ESTRATEGICO

Vamos a considerar cuatro fases en la vida de un proyecto estratégico:
la fase inicial;
la fase de concepción estratégica;
la fase de diseño y elección de una variante táctica;
la fase de puesta en práctica / transición a la administración oper


Estas fases van a ser objeto de entradas sucesivas, así como también algunos ejemplos 

--------------------------------------------------------------


Leer + en otras entradas de este blog y en el Cuaderno de Trabajo para Cargos Públicos, n. 6 PROYECTOS ESTRATEGICOS: UNA INNOVACION POLÍTICA Y ADMINISTRATIVAMENTE UTIL 

.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario