Entradas populares

Follow by Email

sábado, 26 de mayo de 2012

ALGUNAS VARIACIONES CRÍTICAS PARA LA IZQUIERDA DESDE EL TEMA DE GRAMSCI

Antes de pasar a exponer mis variaciones críticas, me ha parecido útil completar el contenido del artículo de Gramsci mencionado donde terminó en la entrada anterior. Estos dos párrafo adicionales deberían servir de estímulo para reflexión tanto particular como conjunta de dirigentes de los partidos, los movimientos críticos de los mismos partidos, los movimientos espontáneos e indignados ante la situación, y los ciberpolíticos.



"Ocurre casi siempre que un movimiento espontáneo de las clases subalternas coincide con un movimiento reaccionario de la derecha de la clase dominante, y ambos por motivos concomitantes: por ejemplo, una crisis económica determina descontentos en las clases subalternas, por una parte, y, por otra, determina complots de los grupos reaccionarios, que se aprovechan de la debilitación objetiva del gobierno, para intentar golpes de estado. Entre las causas eficientes de esos golpes de estado hay que incluir la renuncia de los grupos responsables a dar una dirección consciente a los movimientos espontáneos para convertirlos así en un factor político positivo".

Después de una referencia a la Vísperas Sicilianas y la afirmación de que hay otros ejemplos de las revoluciones del pasado "en las cuales las clases subalternas eran numerosas y estaban jerarquizadas por la posición económica y por la homogeneidad", termina: "Los movimientos espontáneos de los estratos populares más vastos posibilitan la llegada al poder de la clase subalterna más adelantada por la debilitación objetiva del Estado. Este es un ejemplo progresivo, pero en el mundo moderno son más frecuentes los ejemplos regresivos". 
-------------------------------------------------------
Y ahora las variaciones
-------------------------------------------------------
Probablemente, la deficiencia más influyente de las direcciones de los partidos de izquierdas es precisamente su deliberada intención de ejecutar una actividad educadora sistemática (aunque débil) tendente a manipular a militantes y votantes en funciones subalternas (pegar carteles, llenar autobuses para mítines, escuchar consignas, reunirse ritualmente) , y no proporcionar una dirección consciente de su experiencia cotidiana que les inserte en la política. Esto explica bien la debilidad actual de estas organizaciones, con excepción de pequeños enclaves desviados.

Lo que puede dar fuerza a un partido es el número de sus "militantes activos"(1). Y los militantes activos como todo voluntario comprometido necesita para ello de una dirección que le proponga una tarea eficaz y que le entrene en su ejercicio eficiente y le evalúe en términos de los resultados (votos, fondos, voluntarios).

Hoy una buena manera de ir haciendo este camino, es la utilización de métodos narrativos que generen una visión,en base a anécdotas/relatos personales, compartida de la realidad ,"el partido que vivimos",que se amplíe a "el barrio/ municipio que vivimos", con la incorporación de los líderes de opinión de los votantes actuales y potenciales. Sobre este diagnóstico compartido, elaborado a través de trabajo colectivo para "dar sentido" a las historias, con el paso a "el partido que queremos" y el barrio/municipio que queremos", las historias que sustituyan a las que no queremos, sentamos la bases de una planificación política de abajo arriba que dará la fuerza que hoy se pierde en las abstenciones y desafecciones varias.

La oposición actual entre la teoría de las direcciones y los sentimientos espontáneos viene causada por la mentalidad y prácticas burocráticas de las primeras, que conciben su papel como la elaboración por su cuenta de una política y la imposición desde arriba con la ayuda del prestigio social de los teóricos apoyados en medios masivos unidireccionales .

Estas prácticas burocráticas pretenden trazar desde su teoría una acción en un plan previamente con todo detalle. Lo que no sirve, ni para que lo que se pretende se cumpla, ni que lo sea eficientemente; pero sí para intentar justificar la manipulación de militantes y votantes.  


La "derecha de la clase dominante", como dice Gramsci, está en condiciones de llevar a cabo complots que acarreen sufrimientos a las clases subalternas y frustraciones a las organizaciones políticas de la izquierda, siempre que éstas pierdan el sentido de la realidad y sean incapaces de dirigir conscientemente, organizando la fuerza de esas clases.

--------------------------------------------------------
(1) El término "militantes activos" y la metodología para la planificación política de abajo arriba, utilizando métodos narrativos, vienen desarollados en el libro COMO GANAR (Y PERDER) VOTANTES, que puede descargarse libremente en el enlace,
www.fcampalans.cat/uploads/publicacions/comoganaryperdervotantes_def.pdf ,
Leer + también en REVITALIZANDO EL PARTIDO.BUENAS PRÁCTICAS/VALORES. DIRECCIÓN POLÍTICA/GOBERNANZA EFICAZ.("Cuadernos de Trabajo para Cargos Públicos y sus Asesores, nº 17), del que se puede obtener un resumen en tres partes en la agenda de www.marcoslekuona.net.
 https://docs.google.com/file/d/0Bzevho59nIOaXy1jTlplZldmb1k/edit; enlace para descargar condiciones y orden de pedido para los Cuadernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario