Entradas populares

Follow by Email

sábado, 12 de mayo de 2012

CONVERSACIONES PARA ASEGURAR LOS RESULTADOS POLÍTICOS (IV)

ENTRENAMIENTO PARA LAS PRÁCTICAS POLÍTICAS (ii)


Detrás del funcionamiento de las secretarías y de los centros de formación de los partidos, hay una concepción del aprendizaje como obtener conocimientos, poseer la información correcta, enfatizando lo abstracto, lo racional, y lo intelectual, desentendiéndose de lo concreto, lo emocional y lo activo. Poner en práctica esos conocimientos, transformarlos en acciones efectivas para obtener un resultado deseado, todo esto no es parte de la definición de este aprendizaje. Como mucho, se expone lo que hay que hacer; pero se dedica poca o nula atención al aprendizaje de cómo hacerlo, y cómo se consigue que la gente quiera hacerlo.

Esta definición responde al modelo escolar: si podemos contestar las preguntas del examen, queda demostrado que sabemos la lección. Tal definición es peligrosamente incompleta, ya que no atiende a la necesidad de desarrollar prácticas efectiva. Por so se queda en un mero ejercicio teórico y esquiva la responsabilidad de mejorar las cosas en el mundo real. Al final, casi todo el mundo puede decir algo sobre lo que estaría bien que pasara; pero muy poco sobre cómo lograrlo en la práctica. Y lo peligroso de todo esto, es que un partido político  debería saber cómo cambiar la realidad. Ya sabemos lo que pasa si no.

La mejora de las prácticas políticas necesita, pues, abandonar el modelo de la formación escolar o académica. E ir construyendo procesos de aprendizaje práctico en la mejora de las interacciones - tal y como señalábamos  en la entrada anterior -, muy ligados a los propios procesos de dirección.

La dirección debe identificar las buenas prácticas/interacciones que producen buenos resultados en los votantes y los buenos prácticos que las llevan a la práctica. Los procesos de aprendizaje deben de provocar a partir de estas identificaciones, una reflexión sobre las prácticas que permita que no pasen desapercibidas, que sean discutidas y ajustadas en protocolos sobre peculiaridades locales. La reflexión sobre la práctica, va a contribuir a dos objetivos importantes: el primero que los propios buenos prácticos sean conscientes de ellas, no dejen de practicarlas sino que en la nueva práctica reflexiva las vayan mejorando; y el segundo, contar con prácticas para el aprendizaje de otros y con prácticos que pueden actuar de entrenadores.

El aprendizaje de las prácticas, no es asunto tanto de reuniones en sala sino más de acompañamiento en la práctica sobre el terreno, ejercicios de preparación de actuaciones, de corrección sobre resultados, cuyos instructores han de ser los propios ejecutivos, responsables de equipos, y buenos prácticos especialmente entrenados como entrenadores.

Fácilmente puede imaginarse que esta concepción de la mejora de la eficacia del partido, requiere no sólo un diferente enfoque de la metodología de aprendizaje, sino también un aumento importante del tiempo y los recurso empleados en ello.

De hecho, puede decirse que los ejercicios y aprendizajes de prácticas políticas van a formar parte de una dirección política no burocrática, innovadora.

Una orientación no exhaustiva de situaciones que pueden considerarse como convenientes para que un militantes de un partido político reciba aprendizaje:

  •  Al incorporar como militante, al asignar tareas en su equipo de sección electoral/barrio.
  • En la asunción de sus conversaciones políticas, y acompañamiento de sus votantes.
  •  Siempre, cuando una persona se va a presentar como miembro de una candidatura.
  • También siempre cuando esa misma persona va a ocupar un puesto de concejal de un municipio.
  • De un modo especial, cuando el concejal va a ocupar responsabilidades de gobierno y aun más especial cuando ese gobierno va a ser fruto de una coalición.
  • Al realizar una evaluación política después de cada elección y elaborar el plan de mejora correspondiente.
  • Cuando se trate de diseñar e implantar políticas nuevas, como el presupuesto transparente o el urbanismo de crecimiento inteligente.
  • En la definición y organización de grupos de proyecto estratégico, tanto locales como de colaboración con otros niveles. 
  • Cuando se trata de diseñar el relevo de ejecutivos o cargos públicos, especialmente los secretarios generales y alcaldes.
Estas situaciones pueden dar lugar  entrenamientos que, unas veces pueden ser preventivos - para evitar que una nueva posición de la persona le enfrente a problemas que no sabe solucionar - y otras correctivas cuando el problema no ha podido ser resuelto aun.

Nunca, en la historia de nuestra reciente democracia, se ha puesto tan de relieve la gran necesidad de nuevos aprendizajes de los políticos para afrontar los problemas públicos presentes y que se adivinan.

---------------------------------------------------------------------------------------------
Leer + en
http://www.fcampalans.cat/uploads/publicacions/pdf/comoganary perdervotantes_def.pdf
 
y en la agenda de www.marcoslekuona.net -REVITALIZANDO EL PARTIDO (Resumen I, II, III)


https://docs.google.com/file/d/0Bzevho59nIOaXy1jTlplZldmb1k/edit; enlace para descargar el programa de publicación de los CUADERNOS DE TRABAJO PARA CARGOS PÚBLICOS Y SUS ASESORES, y las condiciones y soporte para formalizar los pedidos de los mismos

No hay comentarios:

Publicar un comentario