Entradas populares

Follow by Email

sábado, 4 de junio de 2016

APUNTES DE LA REALIDAD PARA CONSEGUIR EFICACIA DE LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS LOCALES (II)

Unas observaciones previas

  • Llamamos a estas notas "apuntes de la realidad" porque las propuestas que contienen proceden de la observación de realidades existentes y no de especulaciones teóricas. De ahí, su fuerza y sus debilidades.
  •  Buscar la eficacia de las organizaciones políticas locales, sólo puede interesar a miembros de partidos tradicionales que pretendan una metamorfosis de los mismos más allá de las direcciones burocráticas, y a los miembros de los nuevos partidos y coaliciones que, de verdad, no quieran caer en la fatalidad de la burocracia como única fórmula de organización política. De unos y otros, agradeceré aportaciones para completar buenas prácticas.







Una visión del barrio como unidad de arquitectura social y política.


Si se pretende que una cierta acción política sirva para dar estabilidad a unos resultados políticos habrá que partir de una manera de ordenar la realidad de modo que sea posible establecer relaciones de causalidad entre los esfuerzos y los resultados.

Por otro lado, las respuestas que los votantes, donantes y voluntarios, llevan a cabo ante las actuaciones políticas, pueden ser muy distintas si pueden relacionar estas actuaciones con su propia calidad de vida, que si se trata de beneficios abstractos cuya repercusión en la propia vida no se puede apreciar con claridad.

Se puede decir, por ello, que las necesidades de un barrio es la base de la política democrática. En una unidad pequeña – no más de unos 10.000 electores – donde son posibles las interacciones cara a cara, y cada ciudadano puede comprender sus necesidades y cómo se satisfacen/no se satisfacen, y cómo inciden en ellos las actuaciones públicas.

En el interior de un barrio, existen necesidades e intereses que persiguen personas diferentes que pueden formar grupos, y surgir en ellos liderazgos sociales, cuya fortaleza puede repercutir en la fuerza con que los grupos pueden influir en la satisfacción de sus propósitos.

En la realidad, nos vamos a encontrar con situaciones donde un barrio está claramente establecido tanto por la historia como por la ley, como es el caso de ciudades de no más de 20.000 habitantes. Y otras situaciones en ciudades más grandes y, sobre todo, en las grandes ciudades, donde junto a algunos barrios con historia, que han subsistido, hay una cantidad importante de habitantes que no forman barrios, sin perjuicio de las delimitaciones administrativas de barrios y distritos. El fenómeno de urbanización rápida, sin que nadie se propusiera ordenarla, explica esta situación.  

Un conjunto de ciudadanos que habitan el territorio que podría dar lugar a un barrio, se encuentran ante las siguientes cuestiones políticas: como resolver los conflictos que puedan existir entre sus intereses o necesidades, cómo satisfacer esos intereses por sus propios medios o por la presión/mediación sobre las instituciones públicas.   

Los lideres sociales, en la medida que deben identificarse con los intereses particulares de unos ciudadanos, y contribuyen a su acción colectiva, pueden tener influencia sobre las decisiones públicas de esos mismos ciudadanos, pero también pueden tener dificultad para encontrar el consenso con otros líderes que representen otros intereses.






 SIGUE

--------------------------------------------------

Leer + en otras entradas de este blog y en www.marcoslekuona.net
Seminarios: CONVERSANDO PARA COALIGARSE, COMO GANAR Y NO PERDER VOTANTES, PRACTICAS DE GOBERNANZA EFICAZ.







No hay comentarios:

Publicar un comentario