Entradas populares

Follow by Email

domingo, 5 de marzo de 2017

AISLAMIENTO, PARTICIPACION, BARRIOS

En 1.918 – dos años después de que Bertrand Russell publicara sus “Principios de Reconstrucción Social” – Mary Parker Follet  escribía lo siguiente (“The New State”, capítulo XXII- Las necesidades de barrio la base de la política):

“La política está cambiando en su carácter: el cambio ¿será sin plan o método, o este es el momento de guiarlo?-
Estamos en una hora crítica de nuestra historia. Hemos pensado durante largo tiempo de los políticos como enteramente fuera de nuestra vida diaria, manipulados por un conjunto de consideraciones ajenas. Los métodos por lo que la plataforma del partido se construye no son los que ponen los problemas reales ante el público; la tendencia es poner a los candidatos a elegir, o a encubrir los problemas reales con generalidades; Pero cuanto más largo separamos los políticos y la vida diaria, más tendremos nuestros presentes males. La política no puede ser durante más tiempo una actividad extraña al pueblo (americano), debe ser un medio para satisfacer nuestros deseos.
Estamos empezando a reconocer más y más claramente que el trabajo que hacemos, las condiciones de este trabajo, las casas en las que vivimos, el agua que bebemos, los alimentos que comemos, las oportunidades que brindar a nuestros hijos, que de hecho el área total de nuestra vida diaria debería constituir la política. No hay una línea donde la vida de nuestro hogar termina y empieza la vida de la ciudad. No hay un muro entre mi vida privada y mi vida pública.
La política debe, pues, satisfacer las necesidades de la gente. ¿Cuáles son las necesidades de la gente? Nadie lo sabe. Conocemos las necesidades supuestas de ciertas clases, de ciertos “intereses”; estos que nunca están tejidos dentro de las necesidades de la gente.
  Las necesidades de la gente no están ahora articuladas; están dominadas por la obscuridad, vaga, grande, portentosamente grande, pero muda a causa de la separación de los hombres.




Algunos de nosotros estamos mirando por el remedio de nuestro fatal aislamiento en una digna y decidida vida de barrio. Nuestro propósito que las gentes deberían organizarse a sí mismas en grupos de barrio para expresar sus vida diaria, para sacar a la superificie La necesidades, deseos y aspiraciones de esta vida, que estas necesidades de erían convertirse en la substancia de la política y que estos grupos de barrio leguen a reconocerse como una unidad política.
“No conozco a mi vecino de al lado”. Una de las más desafortunadas circunstancias de nuestras grandes ciudades es que esperamos acción concertada desde gente que son extraños unos de otros. Así el mero conocimiento es lo primero esencial. Esto llevará inevitablemente a sentimientos amistosos.  

Merece la pena leer todos estos capítulos que Mary Parker Follet dedica a la reconstrucción de la política democrática a partir de organizar los barrios como unidades políticas. Volveremos a ellos más adelante, cuando nos planteemos cómo organizar los barrios como unidades políticas y el papel en ello de los líderes sociales y los activistas/líderes políticos.
Aquí, me parece oportuno pensar un poco sobre porqué fracasan en tantos sitios los intentos de conseguir una participación de los ciudadanos en las decisiones públicas, y por qué en otros sitios se consigue. Y, en ese orden de cosas, si los problemas de participación dependen no tanto de la no alfabetización digital de la gente, como de la no alfabetización “analógica”. No conocemos al vecino de al lado, un conjunto de ocurrencias individuales no contrastadas socialmente nunca serán necesidades públicas consistentes, la gente necesita entrenarse en identificar problemas inmediatos, en contrastarlos con sus vecinos y escuchar lo que ellos ven y priorizar  entre ellos y sus alternativas de solución.





Leer + en “The New State” de Mary Parker Follet, sobre todo los capítulos XII/XVII, en este mismo blog la entrada “Un ejemplo de aplicación de métodos narrativos a una polñitica de abajo arriba a partir de los barrios de un municipio”, que, a su vez, está recogido del libro “Como Ganar (y Perder) Votantes”, editado por la Fundación Campalans. So obtiene gratuitamente en el link www.fcampalans.cat/uploads/publicacions/pdf/comoganaryperdervotantes_def.pdf.

SEMINARIOS: Conversando para coaligarse, Prácticas de Gobernanza Eficaz


No hay comentarios:

Publicar un comentario