Entradas populares

Follow by Email

sábado, 8 de junio de 2013

LOS NUEVOS EMPRESARIOS DE LA POLÍTICA



En el otoño de 2.004 escribí por encargo de la secretaría municipal de un partido político un cuaderno de trabajo dirigido a su alcaldes. Su título, un tanto barroco, "Cómo aumentar/conservar la mayoría electoral  por medio del liderazgo de la gobernanza local", no dejaba de traducir una cierta preocupación por un fenómeno que ya se apuntaba en las últimas elecciones. Se estaban perdiendo votos. El cuaderno que yo ofertaba directamente a tales alcaldes, tuvo un escasa acogida. Los votos se han seguido perdiendo. Gran parte de las recomendaciones contenidas en el mismo, las encuentro vigentes;si bien, faltan una buena parte de los alcaldes en que pensaba al hacerlas.

 Se llamaba la atención en este cuaderno acerca de cómo los análisis las últimas campañas apuntaban a que las raíces de la pérdida o amenaza de pérdida de las mayorías podían encontrarse en buena parte en la poca entidad política de las agrupaciones locales de sus partidos, en la percepción dominante ente sus propios votantes de los mismos partidos como maquinarias cerradas para designar cargos electivo y redes clientelares de empleo y contratos públicos, y el impacto negativo adicional sobre el funcionamiento del gobierno: la pérdida de una visión de proximidad sobre los nuevos segmentos de lectores y las nuevas necesidades. 

En la propuesta para modificar la situación, se proponía un cambio radical en el liderazgo tanto del gobierno como de la agrupación. Y se avanzaban para las personas interesadas en esta transformación una reflexión sobre los siguientes puntos que pueden ayudar a  definir el proyecto de cambio correspondiente.

  • Los nuevos empresarios de la política.
  • Partido como coalición para gobernar. 

En esta entrada recogeré el primer punto y en la siguiente el segundo.
Creo que estas reflexiones pueden ser útiles, no sólo para los gobiernos que quieran conservar sus mayorías, sino también para los grupos en oposición que quieran conquistarlas - o reconquistarlas-, así como para nuevos grupos políticos emergentes.




Los nuevos empresarios de la política

Nada de esto puede empezar a pasar si no existe un grupo de personas interesadas en hacerse cargo de la transformación: de maquinaria de selección de cargos y red clientelar a "empresa" al servicio de la "formación y manifestación de la voluntad popular". Seguramente hay que movilizar a unos efectivos entre un 1 y un 5% de los electores. La movilización no puede hacerse sobre el viejo modelo de militancia, sino más bien sobre un nuevo modelo de un voluntariado interesado en clarificar sus valores, tratar problemas colectivos e idear y liderar proyecto cívicos, más que en ocupar un cargo público.
Estos voluntarios aprendiendo a ejercer un liderazgo social y de opinión, irán formando redes sociales de influencia y grupos de actuación, y en la medida que aprendan a diferenciar y a integrar roles organizativos, podrán llegar a constituir organizaciones de mayor tamaño y complejidad de tarea. En este proceso, los voluntarios/empresarios individuales van coaligándose en empresas colectivas.
Las nuevas organizaciones que así se van logrando, tendrán que incorporar nuevas funciones poco desarrolladas en el modelo anterior de agrupación: el control de ciertas reglas de conducta ética pública, la gestión de carreras/desarrollo personal de los miembros y la financiación adecuada de las actividades. Por otro lado, lo que se obtendrá será, más bien, un conjunto de organizaciones, con metas, tecnología y lógicas diferentes, con mecanismos de coordinación, que no maten la integración y la autonomía de las organizaciones singulares.El grupo líder de la operación deberá aprender a gobernar de modo no burocrático estas redes. La acción conjunta del partido y su grupo municipal podría venir acordada en un Plan Político  de Mandato, paralelo  (en su caso) al Plan Cuatrienal del Gobierno Municipal. Para ello, deberían compartir un mapa político y un diagnostico de la situación, desde los que fijarse objetivos políticos del mandato,a alcanzar a través de proyectos estratégicos, en los que jueguen papeles unas veces juntos y otra separados, el grupo municipal y el partido Tanto el grupo como el partido pueden mejorar sus competencias para trabajar por campañas y proyectos.
Las capacidades de coalición así adquiridas, sientan las bases para llegar a conseguir, en la esfera local, una posición hegemónica, profundizando y expandiendo "una democracia radicalizada y plural".  
        
------------------------------------------------------------------------------------

Este texto corresponde a las páginas 204 y 205 de "Cómo aumentar/consrvar la mayoría electoral, por medio del liderazgo de la gobernanza local". Cuaderno de Trabajo para Cargos Públicos y sus Asesores. www.marcoslekuona.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario