Entradas populares

Follow by Email

martes, 18 de abril de 2017

¿ ES POSIBLEMEJORAR LAS PRÁCTICAS PARA ASEGURAR LA SOSTENIBILIDAD DE LOS RESULTADOS (I)



Una revisión y explicación más afinada de la Maestría de Práctica Política y la Gobernanza



 Una vez elaborado el contenido del primer curso NOPERDER/GANAR VOTANTES, se puede y conviene llevar a cabo una revisión crítica del diseño global de la Maestría y del encaje en el mismo de este primer curso.


1.- En primer lugar, revisamos lo de la mejora de las prácticas políticas.

Parece sensato pensar que hay situaciones en las que merecería la pena considerar si lo que se viene haciendo es lo más conveniente, por ejemplo:

  • *    cuando un partido que en su momento tuvo la mayoría lleva perdiendo votos en varias elecciones;

  • *    cuando se tiene temores razonables de que se va a sufrir una pérdida significativa en las próximas elecciones;

  • *    cuando un partido nuevo temer perder lo que conquistó en la pasada elección;

  • *    cuando un partido lleva atascado en una representación pequeña varias elecciones.  

La experiencia viene demostrando que, en la gran mayoría de casos, o no se considera necesario hacer esa revisión o la conclusión de la misma no ha encontrado el modo de mejorar lo que se venía haciendo.

Ante esta evidencia, “¿es posible mejorar las prácticas políticas cuando parece que es necesario?

Antes de responder a esta pregunta, es relevante hacer un apunte para aquellas situaciones en las que no existe preocupación por los resultados, porque se mantienen en un nivel satisfactorio o incluso van mejorando. En estos casos, también es aconsejable reflexionar e identificar lo que se vine haciendo como positivo, tanto para evitar que no se deje de hacer por inadvertencia, como para entrenar a los relevos sucesivos en lo que serían las buenas prácticas actuales, y para hacer una evolución de ellas en función de la realidad de cada momento.

Cabe responder a la pregunta con una afirmación franca en un sentido positivo, siempre que los esfuerzos organizativos dedicados a ello sean los adecuados.

Para ello, habrá que empezar por abandonar los métodos de formación que han demostrado hasta ahora poca eficacia. Aquí habría que citar a las “traducciones” de la formación tipo Escuela de Bussines, a una buena parte de la formación impartida por secretarías de formación o fundaciones de corte académico centrada en ideas sobre qué hacer y escasa atención al cómo hacerlo, como sea escuchar las “hazañas” de algún compañero o dirigente.  


2.- La respuesta afirmativa viene condicionada a que en la organización en cuestión “invente” un modo de aprendizaje eficaz que asegure que se llevan a cabo prácticas buenas – que producen resultados – y se limitan las prácticas malas que hacen perder resultados.  

Este modo de aprendizaje se caracteriza por el equilibrio que da entre lo activo y lo cognitivo, manteniendo una mayor dedicación al aprendizaje de las prácticas de cómo hacer las cosas. Se puede distinguir en este modo de aprendizaje tres etapas  conviene no confundir:

Ø Sensibilización, en que por la adquisición de algunos conceptos puede empezar a “leerse” la realidad, descurbriendo factores no tenido en cuenta hasta el momento y que puede ser útil hacerlo.

Ø Formación, gracias a la cual se adquiere una teoría de la práctica junto con unas reglas del juego, y con ello se “inventan” nuevos comportamientos deseables. Las malas prácticas se deben a, y deben ser analizadas para descubrir, creencia en relaciones de causalidad esfuerzos/resultados que pudieron ser ciertas en el pasado, o nunca lo fueron, pero no han sido verificadas.

Ø Entrenamiento, donde con ejercicios repetidos – que  permanentes – se logra realizar eficazmente las buenas prácticas.



Este modo de aprendizaje se está extendiendo en otros campos, que no son el político, en los que el buen ejercicio tiene que ver con las interacciones de un actor, sea con objetos o con otros actores. La clave está en lograr una reflexión sobre la acción. En las instituciones, este tipo de iniciativas se suele denominar como “practicum”

Desde un punto de vista operativo, la sensibilización puede hacerse a colectivos grandes a la vez, la formación puede hacerse en pequeños grupos, y el entrenamiento requiere tratar a cada actor uno a uno.

Al mismo tiempo, se puede sensibilizar y formar de modo que se deriven una gran cantidad de tiempo en entrenamientos. Esto obliga a que los proyectos de mejora se programen en el tiempo con realismo. No se puede amontonar demasiadas prácticas a entrenar en poco tiempo, por lo que habrá que graduar qué prácticas son prioritarias en cuanto a urgencia y tiempo de dedicación.

Esto hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de programar el ciclo de la Maestría de la Práctica Política y la Gobernanza.
----------------------------------------------------------------------------

Leer + en esta mismo blog entradas anteriores y la continuación de ésta.
NOPERDE/GANAR VOTANTES, primer curso del ciclo de formación y entrenamiento sobre la Maestría de la Práctica Política y la Gobernanza, se va a celebrar en Madrid, los días 26/27 de abril.
https://www.facebook.com/events/827794444041356/?ti=icl  

No hay comentarios:

Publicar un comentario