Entradas populares

Follow by Email

jueves, 6 de abril de 2017

UNA BUENA PRACTICA


 Conozco a una alcalde de una población de más de 50.000 habitantes que consiguió mantener una mayoría absoluta durante varios mandatos. Cuando dejó la alcaldía, su partido perdió el gobierno de la ciudad. Ahora, al cabo de muchos años, se ha vuelto a presentar como candidato, y ha recuperado el gobierno con una mayoría, no absoluta, pero sí holgada.

Todo el mundo reconoce que este alcalde tiene muy buenas prácticas políticas.  Pero a nadie en su partido, ni a él mismo, se le ocurrió en su primera época identificar y registrar estas prácticas, y menos que se podrían hacer que otros aprendieran a ejecutarlas.



Un buen ejemplo de estas buenas prácticas es la siguiente: este alcalde dedica todos los días dos horas a  estar por la calle o donde se reúne gente para charlar con los que encuentra, sin “venderles” nada, más bien escuchando.

Cualquier análisis de este comportamiento puede comprobar lo útil que es para una buena comunicación política las prácticas como esta de escuchar suficientemente.

¿Por qué  los partidos no atesoran y utilizan prácticas buenas como ésta y otras más que pueden observarse en este alcalde, y en otros políticos?

Una sugerencia para aumentar la eficacia  de una agrupación local: entrenar a todo nuevo militante- y a los antiguos que se dejen –a emplear  tiempo – ¿1/2 horas diarias? – en estar con la gente y escuchar mucho, antes de decir.



Este es el camino alternativo a los adoctrinamientos o la “misas conventuales”; el camino de dominar la maestria de la práctica política como base de la sostenibilidad de los resultados políticos
---------------------------------------------------------------------------------

Leer `en este mismo blog
PROXIMA CONVOCATORIA Maestria de la Práctica Politica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario