Entradas populares

Follow by Email

sábado, 8 de abril de 2017

LAS PRACTICAS PARA NOPERDER/GANAR VOTANTES


(Explicación del primer curso-taller de la Maestría de la Práctica Política y la Gobernanza)






El número de votantes que una formación política registra en cada una de las sucesivas convocatorias del ciclo electoral es el medidor más riguroso de su EFICACIA.

Naturalmente, esto dentro de la concepción de tales formaciones como organizaciones orientadas hacia el resultado de ganar y mantener el poder institucional.

Como pasa siempre con los medidores cuantitativos, no son la única expresión de apreciación de metas/valores, que sirve para una dirección consciente de tales organizaciones.

Como medidores a corto plazo, no tan bien controlados como los votantes, estas organizaciones pueden utilizar el número y la cuantía de las variadas prestaciones de donantes y voluntarios. Votantes, donantes y voluntarios no son conjuntos totalmente diferentes. Más bien son conjuntos secantes y el grado de coincidencia de sus componentes no es irrelevante a la propia eficacia.

A medio plazo, los indicadores de eficacia requieren una cierta elaboración en cada caso. Un buen acuerdo cómo deben apreciarse y utilizarse, rasgos como los siguientes puede contribuir a la dirección consciente:

ü la capacidad para “leer” los mensajes de los votantes, donantes y voluntarios;

ü la capacidad para elaborar, producir y difundir políticas de respuesta;

ü La capacidad de generar valor público en la instituciones;

ü La capacidad de convertir voluntarios en activistas, y de conseguir el despliegue de éstos



Es posible identificar en cada situación concreta cuáles son las prácticas que producen la EFICACIA A CORTO Y MEDIO PLAZO de una formación política, con una observación directa simple, o utilizando una metodología comparativa de investigación. Y en función de ello, construir una jerarquía de objetivos que guíe y evalúe, al mismo tiempo las acciones políticas.  Y así debatir y acordar en la organización y entre sus diferentes niveles algún tipo de jerarquía objetivos que sirva como guía de diseño y evaluación de sus actividades

En el diseño de ese ciclo de cursos- talleres sobre la Maestría de la Práctica Política y la Gobernanza, este primer curso, presenta una introducción al tema y unas primeras prácticas a ejercitar. Posteriormente, cuatro cursos más completan este tronco común de la maestría: “Conversando para coaligarse”, ”Planificación Política de Abajo arriba”. “Dirección consciente para la constitución y activación de redes partidarias”, “Aplicación inteligente del Derecho para políticos.”

Los restantes cursos-talleres tienen en cuenta estos indicadores de eficacia a corto y medio plazo, incorporando otras metas y prácticas que tienen que ver con el papel institucional que el grupo político esté desempeñando, esto es, estar en el gobierno o en la oposición.



Este primer curso y sus prácticas, está pensado para dirigentes políticos - que necesitan superar los bloqueos burocráticos de sus estructuras partidarias para alcanzar mejores resultados políticos, o que necesitan crear estructuras organizativas eficaces en apoyo a sus bases - como a militantes políticos y activistas sociales que quieren jugar un rol más activo y determinante en la política de su entorno, y a través  del mismo, en la política en general.

El temario que se detalla en el programa correspondiente incorporará las siguientes cuestiones

·       Las formaciones políticas como organizaciones orientadas a resultados. Eficacia a corto medio y plazo. Jerarquía de objetivos.

·       Influencia en los procesos de decisión de los electores

·       El barrio, un concepto a aclarar para ordenar la acción política.

·       Identificación y acompañamiento de los votantes actuales y potenciales y de sus líderes de opinión.

·       Planificación política de barrio

·       Dirección consciente: constitución y movilización de redes partidarias.



Como cada uno de los cursos de este ciclo que pretenden contribuir a la maestría de la práctica, el contenido será:

*    Sensibiización para “leer” la realidad política de cada asistente, a través de un conjunto de conceptos que la definen, y pueden añadir algunos factores que no se hayan tenido en cuenta hasta ahora.

*    Formación sobre las reglas del juego a que deben responder las buenas prácticas, que se enunciarán.

*    Entrenamiento por medio de unos ejercicios, que no tendrán lugar en el curso, sino que en él se proporcionarán para cada práctica una propuesta de acciones de entrenamiento, una pauta para la autoevalución, y sugerencias sobre el recurso a entrenadores, de un modo presencial o a distancia.


-----------------------------------------------------------

Leer + en otras entradas anteriores y posteriores de este mismo blog





No hay comentarios:

Publicar un comentario