Entradas populares

Follow by Email

jueves, 6 de abril de 2017

UNA SINTESIS CONCEPTUAL TEMPORAL: BUROCRACIA/DEMOCRACIA, ADOCTRINAMIENTO/MAESTRÍA

Antes de seguir adelante con el diseño de la formación y entrenamiento en la maestría de la práctica política, he sentido la necesidad de aclarar el marco conceptual en el que situar las prácticas políticas ahora. Me ha sido útil este marco, si bien, soy consciente de lo grosero del ensayo, como todos estos intentos de conceptualizar analíticamente lo que pasa en la historia y en la política, sin utilizar métodos narrativos. Pero eso requiere mucho más espacio. Disculpas si esta limitación  crea alguna confusión o incomprensión




  



Vivimos en una fuerte crisis de las organizaciones que regulan el funcionamiento de la vida colectiva e individual y de los modos de gobernarlas/dirigirlas. Una visión impresionista de esta situación puede leerse con provecho, por ejemplo, en EL FIN DEL PODER (2.013)  Moises Naim, editado por Random House- Mondadori,S.A. Barcelona.

Esta crisis tiene lugar, y en parte está producido, por la transición que vivimos en uno de esos grandes cambios como los que han tenido lugar anteriormente cada doscientos años.

Observado todo esto desde las organizaciones, se va poniendo de manifiesto que la mentalidad, las estructuras y las prácticas de gobierno/dirección burocráticas, están perdiendo el control de la situación, a pesar de sus intentos de control central desde arriba.

Los partidos políticos, como organizaciones, experimentan esa crisis de un manera especialmente aguda.



Burocracia/democracia



En general, se habla de ir superando la jerarquía burocrática de las organizaciones por una jerarquía democrática.

En la jerarquía burocrática, los dirigentes juegan a la cucaña de su avance por la jerarquía, utilizan su poder sobre todo en interés propio, ven su papel como de imposición de un camino a la organización y sus miembros, tienden a lucir como “líderes heroicos”/candidato excepcional que no/dirigen a sus seguidores, sino se limitan a responder sus preguntas sobre lo que hay que hacer, o fijan objetivos sin implicarse en el cómo se alcanzarán, o, cuando no pueden imponerse, acomodan sus objetivos a lo que sus seguidores están en disposición de alcanzar sin mejora.

En la jerarquía democrática, los dirigentes equilibran sus intereses propios con el logro de unos resultados sostenidos de la organización en su entorno, conciben su papel como de empoderarse empoderando a los otros, utilizando su poder para coaligar el mayor número posible de otros líderes, seguidores y recursos; como candidatos dan un papel prioritario a las redes partidarias.



Adoctrinamiento/maestría

Toda organización, con jerarquía burocrática o democrática, necesita influir en los comportamientos de sus miembros, si bien en la segunda, el mayor papel que asigna a más personas con el propósito de empoderarlas, le da un papel más importante a la formación y entrenamiento de los miembros de la organización, tanto cuantitativo como cualitativo.

La jerarquía burocrática se preocupa por adoctrinar a sus seguidores, sobre todo en ideas, con la aplicación de técnicas previas, utilizando para ello profesores con dominio de las técnicas, sin importar demasiado si tienen o no experiencia de la práctica    

La jerarquía democrática pretende que los miembros de la misma lleven a cabo “una conversación reflexiva con la situación” como fuente de sus prácticas, con la ayuda de “buenos prácticos reflexivos”, que quieran y se preparen como entrenadores sobre el terreno, más al estilo de los entrenadores deportivos que de los profesores de escuelas o universidades.

En este sentido, la maestría de las prácticas políticas, no es una traducción al castellano de los masters universitarios – que sólo muy pocos tratan de prácticas, sino más bien de profundizar en ideas, teorías o técnicas. El curiculum formador se organiza alrededor de unos pocos ejes de acción, y no tiene mucho que ver con los grandes tomos de determinaciones de las conferencias o congresos.




 Ni la jerarquía democrática, ni la maestría de la práctica política, puede concebirse hoy a niveles muy altos de una organización política. Pueden originarse en niveles locales o comarcales en líderes y grupos empeñados en coaligarse para ganar poder institucional en servicio de los intereses propios de sus comunidades de votantes, como mayoritarios de sus respectivas comunidades locales.
----------------------------------------------------------------------------------------------

Leer + en otras entradas de este mismo blog.
PROXIMA CONVOCATORIA :Maestria de la Práctica Política.



No hay comentarios:

Publicar un comentario