Entradas populares

Follow by Email

sábado, 7 de diciembre de 2013

DIRECCIÓN CONSCIENTE Y CAMPAÑAS EFICACES

LA DIRECCIÓN CONSCIENTE





 La aproximación que se propone en este manual, se basa en la dirección consciente[1] de los resultados políticos – votos, voluntarios y fondos – como principal clave de eficacia de la campaña electoral para conseguirlos. A este respecto, puede ser útil  el apartado ¿Ganar/ perder?, dentro del curso sobre LA PREPARACIóN DE LA CAMPAÑA.

En nuestro caso, dirección consciente significa:


Construir una coalición capaz de liderar efectivamente las redes que hay que reconstruir para que comprometan a los votantes y capaz de ir integrando el gobierno y el partido, los que diseñan y los que ejecutan.
* 
   Comprender la “partida especifica” que ahora se juega, no dejándose llevar por la rutina ni por presuntas “recetas mágicas”. Diseñar y ejecutar esta campaña, por el contrario, teniendo en cuenta factores específicos como la desafección política que tiende a agudizarse por la crisis económica; la evolución social heterogénea de los diferentes municipios/barrios, con la aparición de electores con nuevas visiones e intereses; la desmovilización de los militantes y la destrucción de la redes partidarias, fruto de liderazgos heroicos equivocados que pretenden afirmarse con realizaciones y la ayuda de una comunicación política equivocada, unidireccional, “vendedora” de realizaciones y preocupada por las apariciones públicas de los candidatos.   
*  
  Ir construyendo las coaliciones de las redes partidarias y con éstas las coaliciones de votantes necesarias, al mismo tiempo que se traduce la comprensión de la “partida que se juega”, en las determinaciones que se describen en los capítulos correspondientes a la preparación, la estrategia, la planificación y la organización de la campaña.
*   
Todo ello, esforzándose a través de los EJERCICIOS colectivos, al estilo de los que se proponen, en captar la realidad de la situación de la que se parte – resultados, votantes, redes, valor público generado – y en ensayar, experimentar y entrenar las nuevas acciones para asegurar que se dominan suficientemente en su ejecución. Estos EJERCICIOS deberán ser preceptivos en cada etapa de acción que se planifique y en las revisiones periódicas –  que se lleven a cabo.
*  
  La clave de las coaliciones se encuentra en el valor de mejora de la calidad de vida que los votantes – y antes de los militantes y voluntarios – perciban en los comportamientos de la organización y sus líderes. Siempre va a ser una valor apreciable por los votantes – sobre todo por los preocupantes 25/50 – la vivencia de que las candidaturas y los referentes del partido, escuchan, entienden, responden, o dan indicios de su disposición a responder – por ejemplo, revisando a la luz de la calidad de vida, tal y como la ven los votantes, proyectos en marcha, o  planteando nuevos procesos-, prestan servicios políticos[2], y acuerdan el futuro con ellos.







EL TIEMPO

Hasta tanto la planificación de la campaña no haya establecido las acciones que materializarán la estrategia determinada y situado en el calendario su ejecución, sugerimos pensar si la cronología que presentamos a continuación – con las adaptaciones al caso concreto necesarias – puede ser una guía para empezar.

 1.- El equipo inicial de dirección debe reunirse cuanto antes para
·       Reflexionar y hacerse cargo de lo que hasta ahora ha avanzado en el diseño y ejecución de la campaña y decidir cómo dará los siguientes pasos- se sugiere incluir en ello una consideración general de lo que pueden aportar las propuestas del manual.
·       Llevar a cabo unos EJERCICIOS, al estilo de los que iremos proponiendo en sucesivas entradas..
·       Abordar las operaciones propuestas en el apartado 23 del manual bajo el título de Comprender la partida que se juega”, en el marco de los conceptos del apartado 22 ¿Que significa una campaña  dirigida conscientemente? y como consecuencia las operaciones del Sistemas de Información e Inteligencia (231).
·       Poner en marcha el PROYECTO PREVIO DE ARRANQUE – ver apartado 42 – en sus dos ejes de generación de valor público y movilización de la red partidaria.

2.- A medida que se va avanzando, el equipo inicial ha tenido que enriquecerse con la incorporación de responsables de equipos de secciones electorales/barrios que han sido priorizados, como parte principal de la reflexión sobre la estrategia- y de otros responsables de la estructura de organización de la campaña.
·       El equipo de dirección debe prestar atención a desarrollar su capacidad de liderazgo, proponiéndose convertirse en un grupo de aprendizaje y dotándose de recursos para asegurar el entrenamiento de las redes que se van estableciendo en la conversación, identificación y acompañamiento de votantes
·       Según el nivel de partida de las diferentes secciones electorales/barrios priorizados, en ellos se pondrán en marcha operaciones de movilización de la red partidaria y generación del valor público – encuentros con la dirección, elaboración/comunicación política de abajo arriba-  Incluso en algunas unidades se avanzará en las operaciones de identificación y acompañamiento de votantes .

3.- En las reflexiones sobre determinación de la estrategia, se habrá llegado a acordar el papel de la comunicación unidireccional, y la puesta en marcha, lo antes posible,  de actuaciones para situar la notoriedad e imagen de la candidatura en los niveles que se consideren convenientes.

4.- Paralelamente a las actuaciones del PROYECTO PREVIO DE ARRANQUE y de la PRIMERA ETAPA, en su caso, del equipo de dirección, que se va enriqueciendo por la incorporación de nuevos responsables y por su propio entrenamiento, va cubriendo las decisiones sobre preparación, estrategia, planificación y organización de la campaña. La planificación diseñará las actuaciones y el calendario que sucederá a estas indicaciones iniciales.

5.- Sería muy conveniente que todas estas operaciones iniciales estén cubiertas para la primavera próxima de modo que a parir de entonces se cuente para ejecutar las tres etapas de la campaña – o cualquiera otra determinación que se haya tomado al respecto. La planificación de la campaña deberá tener en cuenta, los diferentes puntos de partida de las secciones electorales/barrios priorizados, de modo que cada uno cuente con un calendario de avance propio en el que las etapas pueden solaparse a tenor de su especificidad.







EJERCICIOS

Los EJERCICIOS que se van a intercalar sucesivamente son una indicación de:
·      la conveniencia de no repetir ni copiar, sino diseñar siempre a partir de la propia realidad;
·      igualmente, la conveniencia de no llevar a cabo ninguna acción nueva sin haberla ensayado/experimentado previamente, al menos en un diálogo y debate colectivo sobre alguna representación de la misma, y, en lo posible, aplicándola previamente en alguna unidad que tenga mejores condiciones para ello, de modo que pueda deducirse el entrenamiento a dar a las demás. Decir a la gente que haga cosas que no sabe (¿/quiere?) hacer es siempre una pérdida de tiempo y de autoridad.
·      Las propuestas del texto son indicativas. Seguramente, cada agrupación puede mejorarlas con su experiencia.
·      En cada paso de la campaña – cada etapa, cada revisión – merece la pena dedicar algún tiempo a algún tipo de EJERCICIOS  o entrenamientos.   





[1] En 1931, Antonio Gramsci, analizando resultados de movimiento sociales de finales del siglo XIX en Italia, propuso la dirección consciente como la específica dirección de las acciones políticas de los progresistas, como algo diferente al espontaneismo y la dirección autoritario/burocrática, basada en valores conservadores. El artículo Espontaneidad y dirección consciente puede encontrarse en Google.
[2] Si este término despierta dudas, leer en e mismo blog, Qué es un  servicio político 

No hay comentarios:

Publicar un comentario