Entradas populares

Follow by Email

miércoles, 25 de diciembre de 2013

VALORES COMPARTIDOS Y EFICACIA DE UNA ORGANIZACIÓN

(Este texto está extraido del libro THE END OF MANAGEMENT AND THE RISE OF ORGANIZATIONAL DEMOCRACY (2.002) de Kenneth Cloke y, Joan Goldsmith, editado por Jossey-Bas, San Francisco, CAL.) Aunque el texto habla siempre de empleados, no resulta nada difícil las transposición de este ejemplo a una organización, que cuente en sus bases con voluntarios)
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------





Las organizaciones pueden aumentar su integridad, solvencia  e integración, y mejorar/asegurar sus resultados, consiguiendo un consenso en sus valores compartidos.

Pueden reforzar las relaciones basadas en valores, reconociendo y estimulando los comportamientos que apoyan sus valores y desanimando y eliminando los que los socavan. Pueden comunicar y hacer públicos sus valores y animar la responsabilidad individual y de equipo para aplicarlos. Pueden desarrollar métodos para pilotar el cumplimiento de los valores, identificar y discutir potenciales conflictos de interés y dar a la gente cuyos comportamientos no se adecúan a sus valores, un feedback a tiempo, honesto y empático.   Y más importante, pueden alcanzar estas metas sin moralizar, predicar, excusar o imponer sus valores a otros.

Una vez que las bases de la organización han participado en la identificación de sus valores compartidos, pueden expandir y reconfigurar los otros elementos en su organización - estrategia, sistemas, estructuras, habilidades, equipo humano, estilo - y alinearlos con sus valores compartidos.

El proceso de desarrollo de valores, en doce pasos, que sigue anima a las bases a descubrir, declarar, pilotar, evaluar, y mejorar continuamente sus valores:


  1. Abrir una conversación acerca de la importancia de los valores entre todos los miembros de la organización - lo que son y qué sucede cuando la gente no actúa con integridad. Pedirles que citen ejemplos de sus vidas personales y experiencias organizativas. Conducir un diálogo de valores,identificando las cuestiones dificultosas y abriéndolas a la discusión.
  2. Conducir una auditoría de valores implicando a todos los miembros en una apreciación detallada de los valores reflejados en su cultura y sus comportamientos organizativos.
  3. Esforzarse  por el consenso en cada paso.Comenzar por alcanzar consenso sobre el valor de tener valores, o el significado del consenso y los modos de alcanzarlo.
  4. Imaginar valores en grupos pequeños seleccionados al azar, y pedir a cada grupo que presente unos a otros sus valores propuestos y discutir sus desacuerdos.
  5. Hacer una borrador de un planteamiento combinado de valores propuestos, usando voluntarios de cada pequeño grupo.
  6. Revisar y discutir el borrador, pidiendo a los pequeños grupo  proponer adiciones y revisiones y recibir el feedback del grupo global.
  7. Preparar un borrador final para presentar al consenso final.
  8. Especifificar los comportamientos concreto que apoyan y socavan cada valor. Entonces lograr el consenso sobre los comportamientos que el grupo quiere estimular y desanimar y los métodos que usarán para reforzar los comportamientos positivos, basados en los valores, y desanimar los que son negativos y socavadores.
  9. Imaginar modos  para motivar, reconocer y recompensar comportamientos basados en los valores por parte tanto de los individuos como de los equipos, incluyendo la evaluación de la realización, la compensación financiera,el entrenamiento y el feedback.
  10. Extender el proceso a grupos constituyentes y colaterales. Usar los valores como un punto de partida, o pedir a estos grupos que desarrollen sus propios valores, y entonces poner en discusión  las coincidencias y diferencias, y lograr un nuevo consenso. 
  11. Comunicar públicamente los valores y buscar modos de integrarlos en la cultura y los comportamientos de ls organización. Promover un diálogo positivo sobre las diferencias de valores.
  12. Revisar los valores y comportamientos de una manera regular y buscar modos de mejorarlos continuamente. Celebrar los éxitos y analizar los fallos para posibles mejoras.

-----------------------------------------------------------------------------------




La dirección de una organización, sea publica o privada, tiene aquí una guía para pensar cómo mejorar su eficacia, a través de compartir los valores de sus miembros, y mejorar sus prácticas, alineándose con ellos. Naturalmente, cada organización tendrá su propio proceso; pero creo que este texto de estos dos consultores californianos, llama la atención sobre las claves del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario